Me llamo Montse y Botànic Serrat es mi xerojardín. Está situado en la comarca del Vallés Oriental, provincia de Barcelona, un jardín compuesto de árboles y plantas de la zona, cactáceas y flores ornamentales.

Pero hay mucho más... Entra, lee, mira, juega y descubre la botánica de una manera sencilla, las leyendas de las plantas, su historia y otras curiosidades.

CACTUS CANDELABRO

Cereus uruguayanus

Este género de cactus, Cereus, consta de unas 25 especies pertenece a la extensa familia de las Cactaceae.

Cereus uruguayanus anteriormente se denominaba Cereus peruvianus y se conoce popularmente como cactus candelabro o cardón uruguayo.

Es originario del estado de Río Grande del Sur en Brasil, Uruguay y este de Argentina. Su cultivo como ornamental se extiende por todo el mundo.


Es un cactus de tipo columnar, muy ramificado que puede alcanzar hasta 15 cms de altura.

El tallo, con areolas espinosas, está surcado por entre 5 y 9 costillas profundas, es de color verde en ejemplares jóvenes y se va volviendo gris-azulado a medida que crece.

Las espinas aciculares son de color marrón, algo lanosas en la zona apical en donde son más abundantes y largas.

Flores grandes, de color blanco con el tubo floral marrón verdoso, que florecen en verano y se abren de noche.

Se divide fácilmente por semillas o por esquejes.


Es muy popular la variedad Cereus uruguayanus var. monstrosus, un cactus que crece formando un apretado conjunto de tallos retorcidos, por la distorsión que presentan sus costillas.

Como curiosidad saber que a este cactus le llaman el “cactus del ordenador” se dice que colocándolo cerca la planta absorbe el campo electromagnético del ordenador o de cualquier otro aparato.

Escondida




Apenas se veía, la delicada rosa estaba escondida entre las ramas bajas de un pino, pero la ví.
¡Un regalo de otoño!

HIERBA DE LOS ANTEOJOS




Biscutella articulata L.


El género Biscutella pertenece a la familia de las Brassicaceae (Cruciferae)


Son hierbas, anuales o perennes, de hojas basales en roseta y de gran complejidad taxonómica entre las que destacan las dos especies más frecuentes : Biscutella valentina y Biscutella articulata

Ambas conocidas comúnmente como anteojos, hierba de los anteojos, anteojos de Santa Lucía, jaramago de anteojos y en catalán se conoce como llunetes, herba de les llunetes y herba de Santa Llùcia.

Biscutella articulata L. es una planta anual de uno o varios tallos que apenas llegan a los 60 cms de altura.

Hojas basales densamente arrosetadas, enteras y levemente dentadas, las hojas caulinares son semejantes a las basales descendentes de tamaño hacia la parte superior.

Flores en racimos más o menos densos, de pedicelos pelosos y de color amarillo pálido.  Los sépalos laterales son gibosos y los pétalos con limbo patente diferenciado de la uña, más larga.

Frutos en silícula plana formada por dos esferas unidas, con aspecto de anteojos. Tiene valvas orbiculares, glabras y de margen membranáceo, algo decurrente en el estilo.

Se puede encontrar en terrenos baldíos, pastos, bordes de camino y matorrales arenosos y arcillosos en casi toda la Península Ibérica, en Marruecos y en Argelia.

Tiene propiedades medicinales como diurética y antidematosa.

ROVELLÓN o NÍSCALO




He encontrado estas pocas setas, muy similares a los conocidos “rovellons” o níscalos ya que pertenecen  al mismo género y por tanto a la familia de Russulaceae.  Han aparecido en mi jardín, bajo un pino y cerca de donde guardamos la leña.

El más popular de los níscalos o “rovellons” es el Lactarius deliciosus, que es comestible y muy apreciado en gastronomía y se consumen asados o como complemento de guisos de carnes.

Este otro rovelló o níscalo se conoce como Lactario de sangre Lactarius sanguifluus, porque el látex que desprende tiene un color sanguinolento. Es también comestible y de una calidad similar al L.deliciosus. Se denomina comúnmente con los mismos nombres a ambos.



Tiene un sombrero de forma convexa con el centro umbilicado que después se aplana pero sin llegar a embudarse. 
Es de superficie seca, afieltrada de joven, de color ocre pálido con un cierto matiz anaranjado y en ejemplares jóvenes tiene los márgenes enrollados que luego se extienden.



El pie es corto y robusto. Las láminas son algo decurrentes y desiguales, apretadas y de color pálido ocre-anaranjado que adquiere tonos púrpura al rozarlas.
Tiene una carne espesa y maciza y es de agradable olor y su sabor es bueno aunque ligeramente picante en crudo.

Es frecuente encontrarlo bajo los pinos (Pinus sylvestris) y en otras zonas de pinares con jaras, en Europa y en Asia.


En espera


Al parecer no puedo subir más fotografías porque mi espacio de almacenamiento está al límite, así que mientras trato de solucinarlo, os dejo esta imagen rescatada de mi Fotoblog, que podéis visitar en la espera.

Montse Fotoblog


* Por el momento he reducido algunas fotografías y tengo algo más de espacio ¡gracias por vuestra ayuda!

Frutos azules

Foto Botànic Serrat : Durillo (Viburnum tinus)

Parece extraordinario pero en Botànic Serrat hay frutos azules, aunque lamentablemente no sean comestibles ya que son drupas, unos frutos de mesocarpio carnoso que contienen una sola semilla, algunas de ellas muy tóxicas.

Primero tenemos las drupas azul oscuras del Durillo (Viburnum tinus



En otoño forman ramilletes en todo el arbusto, el cual florecerá a principios de invierno.


Foto Botànic Serrat : Aladierno (Rhamnus alaternus L.)



Las drupas del Durillo y las del Aladierno sirven de alimento a las aves durante el periodo invernal.

Foto Botànic Serrat : Aligustre (Ligustrum japonicum)



Y también las drupas del Aligustre (Ligustrum japonicum) son azules.


Aparecen en racimos al final del verano y permanecen en las ramas todo el otoño, adornando el jardín, pero son unos frutos muy tóxicos.

Os hago un listado de algunas plantas que también son tóxicas y que tienen frutos azules o negros, ya sean drupas o bayas, que he extraído del Manual de toxicología básica de Emilio Mencías Rodríguez y Luis Manuel Mayero Franco, en donde encontraréis un enlace a la ficha redactada en Botànic Serrat.

Hierba de San Cristóbal (Actaea spicata)
Belladona, Solano (Atropa belladonna)
Nuez blanca (Bryonia alba)
Cornejo (Cornus sanguinea)
Adelfilla (Daphne laureola)
Uva de zorra (Paris quadrifolia)
Vid de Canadá (Parthenocissus quinquefolia)
Suelda blanca (Polygonatum multiflorum)



YUCCA GLORIOSA

Desde finales del verano hasta hace pocas semanas, he podido disfrutar de la espléndida floración de la Yucca gloriosa, L., una planta de la familia de las Agavaceae, nativa del sureste de América del Norte.


 Su inflorescencia floral adquiere gran altura y magnífico porte.

Sus flores colgantes, son grandes y de color blanco-crema.

Conocida como "daga española" es muy habitual como planta ornamental.


Se planta a pleno sol, pero también se puede cultivar en macetas grandes.

* Ver información : Yucca gloriosa

FRASE 76

Foto: Wallpaper




Cuando parta, dejadme ser, 
como la luna, amigo del agua.


Haiku de Mizuta Masahide

LANTANA en flor

Una de las plantas ornamentales más comunes en España es la Lantana camara, ya sea en esta variedad que va del amarillo al rojo, llamada sanguinea o banderita española o en alguna otra.


Todavía mantiene su floración, dando colorido al jardín en estos días otoñales.


Una planta resistente y de gran belleza.

CENTAURA


Esta planta herbácea de la familia de las Asteraceae, la Centaurea aspera L., de la que ya había hablado en otra ocasión, suele alargar la floración durante muchos meses más allá del otoño siempre que no haga frío intenso.





Su nombre Centaurea deriva del griego Kentauros, en relación a los hombres-caballos muy conocedores de las plantas medicinales y la denominación áspera indica su textura.



Comúnmente tiene diversos nombres entre los que destacan el de centaura, centaura áspera, travalera, amargos, brasera, cardito digitado, panialadro, etc.


* Ver más información de Centaurea aspera
.

Zonas verdes en La Defènse de París



Y para finalizar, después de ver lo más tradicional de París en cuanto a jardines y plazas, un paseo para conocer lo más actual por La Défense, un distrito de rascacielos de oficinas situados alrededor de una explanada immensa repleta de obras de arte al aire libre y, como no, espacios verdes.



Esta obra es de Lim Dong-lak, y se llama Point Growth (Punto de crecimiento)
Ver esa plantita que brota de la bola metálica me gustó mucho, guarda mucha similitud con lo que representa, con el titulo y con el lugar en dónde se halla.



Cerca se halla este curioso jardín, que es el techo de las instalaciones inferiores. Forma cuadrados de cristal  con plantaciones de Iris, Festuca glauca y ribeteado por numerosas begonias rojas (Begonia semperflorens)



Es una solución para dar claridad al interior y belleza en el exterior.



Entre los edificios, existen muchas zonas ajardinadas, como esta de la fotografía compuesta por un estanque, con plantas acuáticas y una escultura.



También me fascinó este jardín vertical de crasas, que me recordaron muchísimo a los jardines verticales ideados por el francés Patrick Blanc, pero no sé si se trata de una obra suya, ya que este tipo de jardines, que hasta hace poco eran un nuevo concepto, cada vez proliferan más.



* Ver artículo : Jardines verticales


Plaza Paul Langevin de París


París cuenta con numerosas plazas ajardinadas, llamadas Square, algunas realmente encantadoras y más o menos grandes y de todas las que vimos esta es la que más me gustó.

Situada en la esquina de la rue des Scoles y la Monge rue, bajo el edificio de la antigua Escuela Politécnica, antes se llamaba Square Monge, nombre del matemático de dicha escuela, y luego fue renombrada como Square Paul Langevin, físico conocido por la teoría del magnetismo.



La impresionante escalera que preside la fuente Childebert está cubierta de hiedra.



Hay que admirar el friso que hay en un lateral, de 1889 y que antes estaba situado en el Palacio de Industria. 

Muestra, en el círculo de la izquierda, un cartabón y un compás, simbolizando las herramientas técnicas necesarias para la medición y en el de la derecha, papel y dos plumas, una de ave y una plumilla, de tiempos distintos, porque el estudio y el conocimiento requieren tiempo. Me pareció sumamente interesante.



Un nogal negro americano (Juglans nigra), pariente del nogal común, preside el jardín, junto con un algarrobo, magnolios y varios plataneros.

Tiene un tronco oscuro, casi negro, muy surcado y sus hojas son alternas, oval-lanceoladas y levemente aserradas de color verde-amarillento.
Esta especie de nogal fue introducido en Europa en 1629 como árbol ornamental y se cultivaba para utilizar su madera, fuerte y densa, en ebanistería.



En el suelo, encontré varios de sus frutos, unas cáscaras verdes y semi-carnosas en cuyo interior alberga la nuez protegida. 


En el colchón que formaban las hojas muertas del nogal y los plataneros, se veían las oscuras vainas de algarrobas, fruto del Algarrobo (Ceratonia siliqua).

* Tengo que añadir que ahora dudo si esos frutos en vaina son de Algarrobo, seguramente son de Robinia pseudoacacia como me ha dicho mi amigo F.Javier (El último rincón) en un correo ¡gracias!
Es una pena que no le hiciera una fotografía al árbol.


Jardines de Luxemburgo de París

He estado unos días en París, una escapada corta pero muy intensa y entre los distintos lugares que he visitado no podía faltar un paseo por los Jardines de Luxemburgo, los más bonitos de la ciudad de la luz.


Los jardines son de estilo neoclásico y lo forman diversas calles pobladas de castaños, tilos y plátanos, así como numerosas especies de arbustos que confluyen en un espacio central octogonal, frente al Palacio de Luxemburgo, con un estanque y decenas de sillas verdes de hierro forjado a su alrededor.


 

Ahora los jardines ofrecían este aspecto otoñal tan apacible que convida a sentarse en unos de sus bancos y disfrutar de un rato agradable o bien deambular por ellos y ver las distintas figuras y estatuas que lo adornan, de Rodin o de Dalou, como si fuera un museo al aire libre.


Entre los distintos parterres me llamó la atención este, con unas flores parecidas a los Cosmos, pero que no he podido identificar. Si alguien lo sabe, agradeceré la información.

* Gracias a Elvira y a Teresa, ahora se que se trata de Dahlia imperialis  ¡muchas gracias a las dos!

También destacaban porque no había demasiadas flores en esta época del año.



Pude observar, en este lateral del Palacio de Luxemburgo, como acababan de plantar pensamientos, que cuando florezcan ofrecerán un espectáculo digno de admirar.