Park Güell de Barcelona



Es curioso como nos dejamos impresionar ante los jardines, monumentos y paisajes de cualquier lugar del mundo cuando los visitamos y nos descuidamos de las maravillas de nuestra propia ciudad incluso de las que tenemos a dos calles de casa.

Aquí, en la ciudad donde nací y en donde vivo, está el famoso Parc Güell, ese que tantos turistas visitan y fotografían a diario y al que yo no he ido desde hace tiempo y del que tengo solamente una fotografía.



El famoso Park Guell (Parc Güell en catalán) fue construido entre 1900 y 1914, por el célebre arquitecto modernista Antonio Gaudí y está situado en la parte alta de Barcelona. Declarado Monumento Histórico Artístico en 1969 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Eusebi Güell, rico empresario catalán, encargó su construcción a Antonio Gaudí. La idea inicial era construir una gran urbanización de categoría con viviendas dentro de un inmenso jardín y vistas panorámicas sobre toda la ciudad, pensado en las casas-jardín inglesas, de ahí que su nombre original se encuentre en inglés. Debido a la primera guerra mundial el proyecto fracasó y hoy en día es propiedad del Ayuntamiento de Barcelona y convertido en un parque público.


Gaudí diseñó un oasis de tranquilidad representando un paraíso utópico con elementos característicos de su obra que es la integración de los elementos de la naturaleza a la arquitectura, imitándola en todas sus formas.

La entrada principal del parque tiene una gran escalinata doble decorada con cascadas de agua y coronada por la escultura del “drac” o salamandra alquímica que representa el fuego y que se ha convertido en el emblema indiscutible del Park Guell. Se trata de una figura recubierta de cerámica rota, llamado “trencadís”.


Superado el tramo de escaleras se llega a la Sala Hipóstila o sala de las 100 columnas, que lo forman 86 columnas que imitan las estalagmitas de una cueva. En el techo cuatro rosetas ornamentales que representan las cuatro estaciones en un mosaico en “trencadís” blanco que recubre toda la superficie y que forman el sustento de la gran plaza que preside el parque. A su alrededor, un banco de más de 50 metros de longitud cubierto de un mosaico de cerámica y cristal, que simula el cuerpo de una serpiente, obra de su ayudante Josep Mª Jujol.



Los pabellones, una serie de viaductos para transitar por el parque, el camino principal llamado El Rosario, el Pórtico de la Lavandera que tiene forma de claustro románico y El calvario, son algunas de las dependencias del parque.



Gaudí se negó rotundamente a allanar el monte para trazar los caminos así que aprovechó las irregularidades del terreno, creó senderos que cubrió con soportales sostenidos por columnas inclinadas.
También se plantaron en los jardines especies mediterráneas autóctonas : Pino, algarrobo, encina, eucalipto, palmera, mimosa, magnolia, hiedra, retama, jara, romero, tomillo y lavanda.

Imagenes de Google

You May Also Like

4 comentarios

  1. Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

    Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

    Soy del Montón

    Y también hace poco inauguré un foro en el que quizá te interese participar:

    Soy del Montón Foro

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Es la primera vez que lo veo en mi vida. Incluso en foto.

    ResponderEliminar
  3. Fantômas, gracias por visitarme y dejar tu comentario. He pasado a ver tu blog y me ha gustado, está muy trabajado y tienes buena música.

    Drea, tienes que venir a verlo y así podrás hacer un montón de fotos tú misma.

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien soy de Barcelona y como suele pasar, siempre tu ciudad es la última en visitarse.
    Me gustaría un dia hacer de turista en mi ciudad.
    Me ha gustado saber detalles que desconocía del Park Güell.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.