SALTAMONTES

11.5.09



Este fin de semana estaba haciendo fotos, algo que ya es habitual porque ya no voy sin mi cámara y en especial a esta flor compuesta que tiene su historia... cuando vi al saltamontes allí mismo delante de mi objetivo.

¡Vamos que se puso a tiro! y sin más dilación le hice unas cuantas fotos. Esta de perfil es la que más me gusta.

La flor, por ahora la llamo "compuesta y sin nombre", ya que existen dudas. En el blog de Flores y Palabras, Elvira nos invitaba a reconocerla y al final no se ha podido aclarar.
La que aparece espontáneamente en mi Botanic yo pienso que puede ser Hieracium pilosella, y dejo enlace a un dibujo que por hojas, tallo e inflorescencia reune las características a excepción del color oscuro central; pero si alguien sabe su nombre, podremos despejar las dudas.

Dicho esto, vayamos a conocer algo sobre los saltamontes:

Como los grillos y los grillotopos, son ortópteros, nombre que traducido literalmente significa alas rectas. En realidad, son las alas exteriores las que están endurecidas (coriáceas) para proteger al par de alas interiores membranosas.

Existen unas 10.000 especies en todo el mundo, con tamaños que oscilan entre pocos milímetros a 15 cm de longitud cuando son adultos.
Son de colores crípticos, ya sea, verdes o marrones, negros o amarillos, con manchas o de tonalidades más uniformes para camuflarse con la vegetación o con el suelo.

Las gruesas y fuertes patas posteriores de los saltamontes están más desarrolladas que el resto y les permiten dar grandes saltos, en cambio, los dos pares de patas restantes son más finas y sólo les permiten avanzar por el suelo.

Para atraer a las hembras y ahuyentar a otros machos, algunas especies producen ruidos audibles, usualmente frotando los fémures contra las alas o el abdomen o con el golpeteo de las alas en el vuelo.

Estos insectos son herbívoros que comen sobre todo hierba y hojas de plantas.

El saltamontes verde, Tettigonia viridissima, ampliamente difundido en Europa, norte de África y Asia, es un saltamontes de notables dimensiones, con una librea de color verde intenso, gracias a la cual puede disimular su presencia entre las hierbas de los prados.

You Might Also Like

14 comentarios

  1. Creo que puedes tener razón, a pesar de que la flor del dibujo no tiene ese centro negro, como te decía en mi blog.

    La foto con el saltamontes es estupenda. Besos

    ResponderEliminar
  2. Una foto muy simpática Montse. Pedazo de patas traseras se gasta el saltamontes, jeje.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la información sobre el bichito en cuestión y la foto genial. Me encanta tu estilo.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Elvira, lo del centro negro también me tiene intrigada a mí.
    Para la foto seguí tu consejo, me agaché bien apoyada para enfocarlo bien ¡mil gracias!
    Besitos para tí.

    ResponderEliminar
  5. Drea, pero si no hacen nada..
    Creo que se estuvo quietecito porque él si que estaba muerto de miedo, ja,ja.

    ResponderEliminar
  6. Pues no sabes la ilusión que me ha hecho poder hacerle una foto, Ramuol, era algo impensable para mí hace un tiempo.
    Ahora, a las mariposas no hay manera de captarlas y eso que me encantan, pero no paran quietas un momento ¿tú cómo lo haces? ¡Me gustan tanto las fotos de tus mariposas!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Marise, la información la he sacado de internet, que yo tampoco sé nada de bichos (bueno ahora ya me he enterado, jaja).
    Me halagan tus comentarios, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola Montse! No tengo ni idea del nombre de la flor, solo se un poquito de cactus..nada más. De cualquier forma la foto es fantástica, una preciosidad y una buena casulidad pillar el momento oportuno, sin duda muy buena. Besos :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Tere, tus cactus ahora tienen unas flores preciosas y aunque tu digas que no, yo creo que sabes un montón.
    Realmente fue pura casualidad poder pillar al bichito, jaja.
    Besitos para tí también.

    ResponderEliminar
  10. Pues sencillamente es cuestión de paciencia, esperar a que se posen e ir haciendo fotos según nos vamos acercando a ellas, a veces podrás incluso acercarte a pocos centímetros, aunque no siempre se puede.
    Si además tienes suerte y acompaña el fondo, tendrás una foto bastante chula.
    También ayuda el salir a fotografiarlas cuando están menos activas, como cualquier insecto, a primera hora de la mañana o al atardecer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Ramuol, muchísimas gracias por estos buenos consejos.
    A ver si he tomado buena nota: Paciencia, acercase sigilosamente y tener suerte. ¡vaya, parece fácil!
    El horario es muy importante para que el color de las fotografías sea bueno, eso es cierto, las mejores se hacen a esas horas, con un sol radiante no suelen quedar bien, lo que no sabía es que los insectos están más inactivos, jeje.
    Este fin de semana me pongo manos a la obra (o manos a la cámara).

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.