Decorar un xerojardín I



Foto: Botanic Serrat (Julio 2008)


Un jardín, al igual que un patio, una terraza o incluso un balcón, ya es en sí mismo un elemento decorativo y una extensión de nuestro propio hogar. Lo mismo que decoramos el interior de nuestra casa, el jardín también necesita elementos incorporados que lo hagan más atractivo y agradable además de las plantas y de las flores.

Así como el diseño del jardín se fundamenta en las dimensiones y características del mismo, su decoración deberá estar en armonía con el estilo de la casa, con el propio jardín y con el entorno en donde está ubicado.

Esto sería el principio básico para decorar cualquier jardín, pero ¿Cómo debemos decorar un xerojardín?

Pues sinceramente no lo sé, pero sin querer ser presuntuosa yo creo que es una decoración que trata de conjugar los elementos decorativos en relación al xerojardín, es decir, cumpliendo sus requisitos básicos de la xerojardinería e integrando dichos elementos al conjunto del jardín sin alterar, en la medida de lo posible, la armonía general.

Así que vamos a revisar juntos la decoración de mi jardín, que algún día quiero denominar xerojardín, con el objeto de saber si está en armonía y además es una magnífica oportunidad para mostraros a todos algo más que las plantas que lo ocupan.

Botanic Serrat, tiene el terreno en desnivel y eso favorece a que se puedan construir zonas bien diferenciadas, con bajantes y escaleras que además de ser un acceso a las distintas zonas resultan muy decorativas.

Los accesos están delimitados por piedras y rocas grandes y los caminos principales de paso se han revestido con losetas rústicas. Los otros caminos más pequeños que acceden a las zonas más bajas son de grava.

Los dos tramos de escaleras están hechas de piedra y no existen barandillas para tener una mayor visibilidad de las plantas que hay a sus lados, así como para facilitar los trabajos de jardinería. Además la ausencia de barandas o columnas hace que la visualización del jardín sea más amplia y de una sensación de espacio abierto.

También el perímetro del terreno está confeccionado con revestimiento de piedra natural en su mayor parte y una baranda de hierro no muy alta que está pintada en blanco. Se eligió este color para darle un toque luminoso y muy mediterráneo, que combina con la mayoría de las plantas que son de ese origen.

Los materiales empleados, además de darle un aspecto muy natural, no rompen la armonía del paisaje del entorno ya que son los mismos que se pueden encontrar en los alrededores y eso es lo que considero que es una decoración de xerojardinería, aquella que se integra al lugar en donde se halla el jardín.

Continuará...

You May Also Like

20 comentarios

  1. Hola Montse, por lo que describes de tu jardín debe ser una gozada disfrutarlo a diario. Seguramente conseguirás que sea un xerojardín. Besos

    ResponderEliminar
  2. Y yo doy fe de que es muy chulo, que lo he visto. ¡La foto es muy bonita, Montse! Lo conseguirás, seguro. Besos, jardinera

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse,
    que preciosidad de lugar. Por la foto intuyo que el jardín tiene un punto salvaje en que la vegetación crece a su aire. No se si esto tiene que ver con un xerojardín; en cualquier caso me gusta la idea de dar a las plantas la posibilidad de que se desarrollen libremente.

    La foto huele a bosque.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Buen consejo de bricoxerojardinería Montse!!
    Como se nota que disfrutas con ello, trasmites con entusiasmo este tema y eso siempre es de agradecer!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. jo que bonito, qué ganas de verlo!!!!

    ResponderEliminar
  6. Iherba, lo disfruto el fin de semana, pero lo disfruto mucho, me relaja de la rutina diaria y me aporta mucha alegría.
    En realidad yo creo que siempre ha sido un xerojardín, pero yo no lo sabía, jajaja...

    Un beso!!
    Te debo la entrada del Durillo!!

    ResponderEliminar
  7. Elvira, ya sabes, cuando quieras te vienes otra vez.
    Gracias por tus deseos, lo más importante es intentar que sea un xerojardín y ser una buena jardinera,jajaja..

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué buena observadora eres, Ofelia!!
    Efectivamente mi jardín está bastante salvaje, yo trato de controlarlo pero no demasiado ya que precisamente ese aspecto es lo que me gusta, esa sensación de libertad que tiene. No me gustaría tener un jardín de esos "super recortaditos" y simétricos, me gusta más natural.
    Yo tampoco sé si eso forma parte de la xerojardinería, jeje...

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  9. Me temo que dar consejos no es lo mío, Ramuol, más bien aportar alguna idea y mostraros mi jardín, que es mi pasión. Supongo que es por eso que me entusiasma la idea de la xerojardinería y ya se sabe que aquello que se hace con gusto se nota.

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  10. Gargon, si te gustan los espacios naturales, te gustará.
    ¡Estoy deseando que vengaís a verlo Drea y tú!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. preciosa escalera, tienes razon, no hace falta barandilla. todos los materiales utilizados son autóctonos. Me gusta

    ResponderEliminar
  12. me pilla un pelín lejos... que si no me pasaba a ver tu jardín¡¡
    una preciosidad de escalera¡¡
    nosotros también utilizamos en el jardín las piedras del entorno, queda así más integrado en el paisaje...
    un beso

    ResponderEliminar
  13. Pues armonía sí que transmite, para qué vamos a decir otra cosa? Un lujo pasear por ahí ahora en primavera, que se vaya el fresquete y llegue el tiempo de pasear al atardecer sin quedarte helado como ahora.

    Gracias por la lección maestra!

    ResponderEliminar
  14. Kissy, me alegro que te guste.
    Lo malo de que no tenga barandilla es que tienes que ir con cuidado, sobre todo cuando vas cargada con las herramientas, pero por lo demás a mí me gusta así.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  15. Pilar, guapa, cuando te pases por aquí ya sabes donde tienes tu casa!!!

    Tienes razón, no hay nada como las cosas naturales y del entorno, sin sofisticaciones y mucho más campestre. Por lo que he visto, tu Cortijo reune las mismas características.

    Un beso, compañera!

    ResponderEliminar
  16. Es una armonía algo rústica, Kenhai, pero queda muy natural!!
    En primavera está precioso y, sin embargo, a mí en otoño me transmite una sensación de monte mucho más intensa, quizá porque no está tan florido y se parece más a la naturaleza salvaje.

    Gracias por tu piropo!
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  17. MONTSE, QUE MARAVILLOSO JARDÍN!!!!, ESTA ESCALINATA RÚSTICA LE DA UNA TOQUE MUY ESPECIAL, SALVAJE DIRIA YO.
    PARA MI, MI JARDÍN ES ALGO MUY ESPECIAL.
    UN BESO DESDE ARGENTINA

    ResponderEliminar
  18. Hola Liliana!!
    Si, todo el jardín tiene un cierto aire salvaje,jejee.. puede parecer raro, pero me gusta esa naturalidad que tiene.

    Un beso para tí!!

    ResponderEliminar
  19. Tienes una preciosa escalera de piedra...y los agapanthus en flor ;)
    Todavia no entiendo porque los que he plantado yo no llegan a florecer. Probablemente los puse en un lugar demasiado seco. Saludos. Taro

    ResponderEliminar
  20. Hola Taro,
    Ahora no están en flor los Agapanthus, la fotografía es del mes de Julio pasado y por eso se ven floridos.
    Es posible que el primer o segundo año de plantarlos no florezcan, pero si están en semisombra y en terreno bien drenado, solo es cuestión de paciencia ¡y florecerán!.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.