CEREUS JAMACARU f.monstruosus



Mis amigos Rosa e Ignacio tienen este precioso cactus en su jardín desde hace años y muy amablemente me dejaron fotografiarlo para mostrarlo aquí.


Cereus Jamacaru f. monstruosus


Esta especie del género Cereus, de la familia de las Cactaceae, es originario de Argentina, Brasil y Las Antillas.

Su nombre común es Cayuco, Cumbeba, Jaucacarú y Mandacarú.

Tiene un cuerpo columnar, erecto y ramificado que puede llegar a alcanzar hasta 10 metros de altura, aunque cultivándolo en maceta no se desarrolla con esas dimensiones.

Los tallos jóvenes tienen un color verde azulado y con el paso del tiempo se convierten en un verde descolorido. Posee las costillas profundas y algo onduladas.

Las areolas de donde surgen las espinas, estás separadas y son grandes de color que va del amarillento al tostado. Las espinas miden de 12 a 18 cm en las plantas adultas.

Flor de color verde por el exterior con los pétalos internos blancos y los externos con márgenes marrones. Florece en verano durante la noche.


Fruto comestible, rojo y brillante.





La denominación “monstruosus” a ciertas variedades de cactáceas se le otorga a aquellas que tienen unas formaciones retorcidas e irregulares y que difieren por ello del género al que pertenecen.

You May Also Like

19 comentarios

  1. Hola Montse creo que este cactus es una crestación o forma crestada... estas plantas anormales son bastante usadas en jardinería sobre todo en suculentas... un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Montse.
    eu tenho um destes com espinhos nesta cor, e tenho um ainda pequeno com os espinhos amarelos,
    aquele igual a este, a uns dias atras estava com cochonilhas, mas já limpei e agora vou acompanhar para ver como reage.

    fotos lindas.

    beijo

    ResponderEliminar
  3. No me gustarí caerme encima de ese bicho!!!

    ResponderEliminar
  4. ...monstruoso....me recuerda a la bruja pirula pero con muuuuchos más pelos y no sólo en la nariz. Brrrrrr¡!¡
    El dato 10 metros...impresionante.
    Besos suaves**

    ResponderEliminar
  5. Ah, qué bueno el comentario de Ofelia, jajajja

    ResponderEliminar
  6. qué coraje con tener que repetir el comenstario (el anterior no ha entrado ;((
    y ya no tiene gracia, pierde espontaneidad ¿verdad?

    decía... que a mí también me parecen los pelos de la barba de una bruja, y que yo también lo tengo... los pelos noooooooo... el cactus ¡¡¡

    besos pinchudos

    ResponderEliminar
  7. jajjajaj Pilar...

    yo también lo tengo y el de una amiga mide más de 3 metros, a ver si puedo hacerle una foto y se las muestro.
    Montse querida, en donde andas???

    Besos y que tengan lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Juanillo, muchas gracias por tu interesante aportación.
    He estado mirando y, efectivamente, las crestaciones producidas por variables genéticas en las semillas o heridas producidas por la cochinilla pueden hacer que algunos cactus o suculentas adquieran estas formaciones tan extrañas. Esto, claro está, los hacen muy sugerentes para su comercialización.
    Te vuelvo a agradecer tu comentario que ha dado la oportunidad de saber algo más sobre los cactus.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  9. Rosan, pues haces muy bien en limpiarlo de cochinillas ya que al parecer pueden ocasionar su crestación y hacer que adquiera formaciones irregulares ¿el Cereus que tu tienes también tiene estas características?, es que el de mis amigos es enorme en cuanto a su diámetro pero no tiene mucha altura, seguramente por estar en un macetón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Gargon, te aseguro que yo, que lo he visto de cerca y con lo grande que es, tampoco me gustaría utilizarlo como asiento, jaja...
    ¡Menudos pinchos gasta!

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, la bruja Pirula y sus pelos!!!
    Ofelia, se lo voy a contar a mis amigos y se van a partir de risa ¡hay que ver lo graciosa que eres, hija!

    El Cereus jamacaru como tal puede llegar a esa impresionante altura, ya que es un cactus columnar, pero esta variedad al tener deformaciones y además estar en un macetón no es tan alto, es más bien ancho (50 cms de diámetro).
    De todos modos, no es una bruja, pero impresiona lo suyo con esos pinchos afilados.

    Besitos suavitos!

    ResponderEliminar
  12. Pixel, ni te cuento lo que cuesta transplantar un cactus de maceta, jajaja...

    Me encanta que te lo pases bien con los comentarios, sobre todo con los de Ofelia que siempre está de buen humor!!

    ResponderEliminar
  13. Es verdad, cuando repites un comentario ya no queda lo mismo!!

    Pilar, hija, tu tienes "de tó" hasta el cactus de los pelos de bruja, jaja...

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Gabiota, ando ocupadísima, si no sé ni como hago tantas cosas al día!!!

    Me encantaría ver el Cereus jamacaru de tu amiga ¡tres metros! debe de estar precioso, pero no te acerques mucho para hacer las fotos que los "pelos" le pinchan!!

    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Pechá de pinchos. Hay que tener cuidado porque entre esos recovecos les gusta mucho habitar a las cochinillas.

    Besos,

    ResponderEliminar
  16. ¡Un buen ejemplar!

    Petons,
    Viatger

    ResponderEliminar
  17. Khenai, tengo entendido que estas deformaciones a veces son producidas por el ataque de las cochinillas precisamente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Viatger, en las fotografías no se aprecia pero tiene unas buenas dimensiones, a mi me impresionó.

    Molts petonets!!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.