ALOE CANDELABRO



Abusando de la amabilidad de mis amigos y vecinos, Nùria i Josep Lluis, el domingo tomé estas fotografías del ejemplar de Aloe que tienen en su jardín. ¡gracias, amigos!


Aloe arborescens



El género de plantas suculentas Aloe son alrededor de 400 especies de la familia de las Asphodelaceae, que proceden de las zonas desérticas de Africa, en especial en Provincia del Cabo (sudáfrica) y en las montañas de Africa tropical.


Aloe arborescens, llamado Aloe candelabro, candelabros o planta pulpo, procede de las zonas de Sudáfrica. Su denominación aloe deriva del árabe "alloeh" que significa "sustancia amarga brillante" y arborescens, por su evidente forma arbustiva.


Su porte es arbustivo, de base leñosa y ramificada, que puede alcanzar 3 metros de altura.




Forma rosetas basales características de los aloes y las hojas se presentan lanceoladas, carnosas y con dientes en los bordes, de color verde glauco.


Poseen un único tallo floral, en inflorescencia simple en un racimo cónico de color naranja-rojizo a escarlata. Las flores tubulosas surgen erectas y van inclinándose a medida que se abren, con seis estambres de largos filamentos debajo del pistilo.


Fruto en cápsula conteniendo las semillas.





Como otros aloes, es una planta muy utilizada como ornamental en jardines y parques, pero también se puede cultivar en macetas y jardineras.


Plantar al sol en suelos ligeros y bien drenados.


Es muy resistente al frío y no requiere cuidados.


Se multiplica por esquejes o hijuelos.


De las flores se extrae un componente que se utiliza como tintura cosmética y la sabia de las hojas tienen propiedades medicinales, en especial para los tratamientos de la piel.


Menos conocido que el Aloe vera, sus principios activos son mucho más concentrados, pero la industria ha potenciado al Aloe vera por contener más cantidad de gel y un proceso de extracción más sencillo.


You May Also Like

25 comentarios

  1. Ese aloe está precioso! y esa floración ni hablar!! te salió super linda la primer foto, sus colores intensos y el verde de fondo ;)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. montse esta muy linda la áloe de tu vecina. y tienes mucha razón, hay tantas variedades y todas son hermosas.
    cariños Marisol.

    ResponderEliminar
  3. uff, cualquiera se acerca a la flor, eso pincha :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Axis!! la flor no estaba en su mejor momento, ya empezaba a decaer, pero tenía un color precioso y este Aloe me gusta.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Marisol, hay tantas variedades que no se pueden tener todas y eso que a mí los Agaves y los Aloes me gustan mucho, no necesitan cuidados y adornan el jardín con su magnífico porte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Pinchan, pinchan, te lo aseguro, Pixel!!!
    Lo malo no es hacerle fotos, lo malo es cuando tienes que manejarlos para eliminar hijuelos para que no lo invadan todo ¡la de veces que me he pinchado yo!

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  7. Desafortunadamente, con nosotros no puede crecer en el jardín, justo en macetas en el alféizar de la ventana. El tuyo

    ResponderEliminar
  8. ¡Vaya planta bonita la de tus vecinos! con lo pinchuda que es parece una "madre defendiendo a sus hijos" que son las preciosas flores del centro.

    Besicos sin pinchos

    ResponderEliminar
  9. Guau... parecen pulpos, bonitos Aloes.

    Hasta pronto Montse.

    ResponderEliminar
  10. Hola Montse, Esta es una de las plantas que se puede recomendar a alguien que no quiera dedicarle mucho tiempo a los cuidados, muy dura pero por ello no deja de ser atractiva.

    Un abrazo fotografa furtiva!.

    ResponderEliminar
  11. Este aloe me recuerda mucho a mi infancia, mi bisabuela tenía muchísimos y preciosos. Sin embargo yo en el jardín no tengo ninguno y no se el porqué... quizá me lo plantee. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Giga, tenerla en una maceta también es una forma de disfrutar de este bonito Aloe.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Rosa, las cactáceas son muy habituales en los jardines de la zona, aguantan muy bien el calor, así que casi todos mis vecinos tienen algún que otro ejemplar de Aloe o de Agave, he visto algunos realmente grandes.

    Un besito, guapa!

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, por eso les llaman pulpos!!

    Un beso enorme, Chomp.

    ResponderEliminar
  15. Antonio, todas las cactáceas y suculentas tienen esa ventaja, que son fáciles de cuidar y algunas son realmente bonitas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Doris, pues plantéatelo, ya ves que son muy decorativos y no requieren cuidados especiales.

    Un besito, guapa!

    ResponderEliminar
  17. tengo este en mi jardín!

    besitos*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rayuela, tiene en tu jardín un medicamento muy apreciado, bendiciones. Compré un libro escrito por el Padre Romano Zago, el cual detalla las virtudes curativas de esta especie de Aloe o Sabila como se le llama en el caribe.

      Eliminar
    2. Hola Rayuela, tiene en tu jardín un medicamento muy apreciado, bendiciones. Compré un libro escrito por el Padre Romano Zago, el cual detalla las virtudes curativas de esta especie de Aloe o Sabila como se le llama en el caribe.

      Eliminar
  18. En México al "aloe" también se le llama "sábila".

    ResponderEliminar
  19. o no, yo habia puesto un comentario.... :(
    pero no salió.

    ResponderEliminar
  20. Pues es precioso, Rayuela!!!

    Besitos ^_^

    ResponderEliminar
  21. Hola María, bienvenida y muchas gracias por tu aportación, no sabía que en México lo llamárais así.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. ¡Ay, Gaby! no te preocupes, a veces a mí también me pasa, te agraezco que vuelvas a dejarme tu saludo.
    Mil besos, guapa!!

    ResponderEliminar
  23. Thanks for any other fantastic article. Where else may
    just anyone get that type of info in such a perfect approach of writing?

    I've a presentation subsequent week, and I'm at the look for such info.
    My web site ; bacalaos

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.