SETAS en el jardín



No es la primera vez que encuentro setas en el jardín, especialmente después de tantos días lluviosos, pero sí es la primera vez que consigo saber a que tipo pertenecen  y, lo que es más importante, si son comestibles o no.

Las que he recogido este fin de semana están todas en la cesta y calculo que deben ser unos 4 Kgs. aproximadamente, aunque la mayoría de ellas estaban pasadas y acuosas, por eso, a pesar de saber que son comestibles no nos las hemos comido.


Suillus granulatus



El género de hongos Suillus antes estaba incluido en el género Buletus, forma micorrizas en varias especies de coníferas y surge de forma abundante en otoño en zonas de pinares.

Suillus granulatus se conoce como boleto granulado y molleric granel en catalán.



Tiene un sombrero de color tostado-rojizo, brillante y pegajoso, con pequeños poros.  
El pie es cilíndrico, amarillento y con granulaciones más oscuras en lo alto, de lo que deriva su denominación "granulatus" dentro del género. 
Es de carne amarillenta, primero firme pero que se va reblandeciendo con el tiempo.

Es comestible, en ejemplares jóvenes, si se le quita la piel viscosa del sombrero y el tubo, de sabor agradable pero considerada de poca calidad.



Algunos ejemplares los encontré escondidos entre el césped.




Otros estaban en la parte sombría, bajo los pinos.


You May Also Like

22 comentarios

  1. O sea que han se estar más sequitas para que sean ricas, ¿no? Es que no entiendo nada de setas. Besos

    ResponderEliminar
  2. Belleza en bodegón envuelta en mimbre...

    Y un beso de las setas y las flores

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse, sí que son comestibles éstas, pero tienes que tener cuidado con que sean jóvenes y limpiarlas bien, quítales bien esa especie de esponja que tienen por debajo y la piel, si no pueden sentarte mal (a mi me pasó y estuve dos días en el cuarto de baño sin salir...)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Montse se ven muy apetitosas estas setas ademas me traen recuerdos de mi niñez, cuando dejaba de llover salia a buscar setas y aveces encontrábamos unas negras y decíamos eran del diablo cosas de niños, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. en el jardín! qué impresionante! y comestibles!
    me mudaré para allá, ya estoy saliendo

    besitos*

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco entiendo, Elvira!!
    Al parecer, por lo que he leído, cuando están firmes se pueden comer pero cuando están blandas no.
    De todos modos, no hemos comido. ¡Mejor prevenir que curar, que decía mi abuela!

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  7. Enric, le faltaba el mantelito a cuadros y una botella de vino ¿no crees?
    El vino para brindar con los amigos!

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. Kumquat, muchas gracias por la información, ya veo que aún así no son muy "de fiar" estas setas.
    Creo que hemos hecho bien en no comerlas!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Marisol, me gusta que te haya traído recuerdos de la infancia, es algo que siempre es agradable.
    Mi familia nunca ha entendido de setas y, por eso, les tengo tanto respeto.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  10. Rayuela, vente volando aquí, para darte un abrazo, pero no para comer setas, que ya has leído lo que dice Kumquat ¡pueden sentarnos mal!
    Yo, si quieres, te hago una paella de arroz, que me salen muy buenas ¿vale?

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  11. A mi francamente me da mucho miedo comerlas, tendría que estar muy muy segura de que son comestibles.Por menos de nada te envenenas!!
    un besito

    ResponderEliminar
  12. Una de las maravillas del otoño, por su belleza y por lo ricas que están. Tienes suerte Montse de tenerlas en tu propio jardín. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Ummmmmmmmmmmmmmm!
    Te digo lo mismo que a Yolanda, del Jardín de Bemi, qué suerte, tener setas en el jardín...me parecen uno de los mejores manjares.... si es que la naturaleza además de preciosa.. es deliciosa!! jajaja
    un beso

    ResponderEliminar
  14. Montse,que envidia ya debe ser grande tu jardín para recoger esa cosecha.Un beso

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo contigo, Adelaida, si no se conocen bien lo mejor es abstenerse, por muy apetitosas que parezcan.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  16. Doris, la verdad es que es una suerte que salgan en el jardín y eso que no nos las hemos comido. Lo que más se agradece es estos días de lluvia que han revitalizado todas las plantas.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  17. Margó, tienes toda la razón y tu amiga también, coger limones, comer ciruelas o melocotones y recoger setas es saborear el jardín, nunca mejor dicho, uniendo belleza y alimentación. ¡Toda una suerte!

    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar
  18. Hola Juanjo, no es que sea muy grande que digamos, pero hubo suerte de las lluvias y de tener varios pinos, que es donde aparecen estas setas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. ¡¡¡Hayyyyy Montse!!! mis seticas y no me has dedicado a mi esta entrada... ¡¡muy mal!! ya sabes que la micología es otra de mis debilidades.

    Este año para salir, por aquí nada, pero ya en el jardín, hija que suerte, aunque yo me he regalado la vista con alguna seta de chopo aquí mismo en el barrio.
    Si señora estos Suillius son comestibles de jóvenes, algo resbaladizos y como dice Kumquat no es que sean "venenosas" es que son laxantes si están más pasaditas.
    Con cesta y todo, lo dicho otras veces: que das un asco.....
    Te perdono y te mando un beso

    ResponderEliminar
  20. Vamos a ver, que veo por aquí mucho peligro con el tema de las setas.
    Tienes razón. Son boletus pinícola.Estropeados.

    Nunca, nunca, se puede comer una seta de jardín aunque sea comestible. Ese concretamente, debe comerse cogidos en bosques de pinos, como los níscalos.
    Nunca se debe comer por una razón.Si es un cesped que se plantó y al inicio o alguna vez se le echo algún fertilizante, el suelo lo absorbe y la seta también.Por eso cualquier tipo de seta debe cogerse donde no hay coches ni contaminación. En pleno monte.
    Hay setas que sin venenosas están envenedadas por todo lo ambiental ¡Cuidadito!

    Otra cosita. La cantidad a comer. las setas no son lechugas y deben comerse en pequeñas raciones y no todos los días, tienen una cantidad de radio alucinante y si se come a diario y en mucha cantidad, enfermamos y la enfermedad que produce el radio, no se va. De vez en cuando rebrota.
    Siempre que se cogan setas desconocidas hay que lavarse las manos, por si acaso.

    A mi me chifla los mercados de Barcelona llenos de setas tan variadas y aunque soy setera y voy a por ellas al monte, cada vez que voy allí, me traigo muchas desconocidas. Cuando he estado estos días atrás,ni te imaginas el olor tan fantástico que traía en el vagón del AVE a setas.

    Un besito a todas/todos

    ResponderEliminar
  21. ¡Huy, Rosa, que no me acordaba yo que eras una apasionada de este tema! menos mal que eres un encanto y me perdonas, jeje..

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  22. Aquí, es una sorpresa saber de tus conocimientos sobre las setas!!
    Muchísimas gracias por la información y en especial por hacer incapié en su consumo ¡y lo has explicado tan bien!

    Ya te imagino sentada en un vagón del Ave con una gran cesta de setas, jaja..

    Besitos :)

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.