PALMERA el árbol del paraíso

Foto de Palmera (Washingtonia robusta) tomada en Castelldefels 







La primera fotografía, es de una pamera de abanico, Washingtonia robusta, originaria de México y la segunda es la que hay en mi jardín, la palmera canaria,  Fhoenix canariensis, especie endémica de las Islas Canarias, muy común como árbol ornamental en parques y jardines de toda la Península.

Existe una palmera llamada Palma de Navidad o Palma de Manila, Veitchia merrillii, nativa de Filipiinas,  llamada así por los bonitos frutos rojos que justamente da en esta época cercana a Navidad.

Pero lo cierto es que este árbol tan conocido no tiene mucho que ver con Navidad y aún así aprovecho estas fechas, llenas de simbolismos y tradiciones, para conocer detalles curiosos e interesantes del mundo vegetal, más allá de lo estrictamente botánico.


Foto Botànic Serrat : Phoenix canariensis



Lo que todos conocemos como Palmera o Palma es un género de árboles o arbustos pertenecientes a la familia de las Areaceae o Palmae, plantas monocotiledóneas, muchas arborescentes y que se distribuyen por las regiones cálidas y templadas del planeta. Esta familia comprende 200 géneros y unas 2.780 especies.

Si dejamos a un lado el aspecto botánico de este árbol singular y nos situamos en otro ámbito, sabemos que la palmera es, por excelencia, sinónimo de Paraíso ¿quién no ha imaginado una playa con una palmera, un oasis en el desierto lleno de ellas o una isla con su típica palmerita en el centro?

Esta imagen que asociamos tiene su explicación…

En la Biblia, el Génesis describe el paraíso terrenal dentro de un escenario sencillo en el que destaca un árbol, el árbol del bien y el mal, que no se ha asegurado que fuera un manzano, de cuyas ramas pendía el fruto prohibido y guarida de una serpiente, provocadora del pecado original de Adán y Eva que concluye con su expulsión del jardín del Edén o Paraíso.
Posteriormente, grabadores y artistas tratan de ilustrar ese idílico lugar, y ese árbol, en infinitas especies a lo largo de la historia, con una única excepción, la palmera, que aparece en casi todas las representaciones artísticas sobre el llamado Paraíso.

En la simbología del reino vegetal, la palmera no simboliza el árbol del bien y del mal, sino la Justicia. Una virtud simple, erecta, recia y que está por encima de las cosas terrenales, lo mismo que la palmera de tronco derecho y muy recto que se eleva a gran altura, sin adornos en sus ramas, de aspecto solemne pero sencillo y cuyos frutos maduran tras un largo período de fructificación, como tardan los justos en recibir su premio.
En las Sagradas Escrituras está presente en palabras de David “El justo florecerá como la palmera”.

El Jardín Simbólico, un tratado más místico que botánico, escrito en griego y perteneciente al impero Bizantino, durante el reinado del emperador Constantino, gran amante de los jardines, adjudica doce virtudes cristianas a doce plantas, dándole a la palmera el símbolo de la justicia.
La refinada cultura de Bizancio, puente entre oriente y occidente, deja latente este significado de emblema de justicia en ambas culturas.

Palmeras hubo en los jardines desde tiempos remotos, de los jardines helenistas hasta los del Renacimiento, pero sin duda los jardines árabes y los de la península ibérica en tiempos musulmanes fueron los que más admiración despertaron entre los viajeros del norte de Europa. También Cristóbal Colón describió como paraíso el paisaje del Nuevo mundo, tras admirar las hermosas playas y esbeltas palmeras (cocoteros) del Caribe.

Tanto las palmeras productoras de dátiles y aceites, como  las nuevas especies exóticas recién llegadas de América no tardaron en ser protagonistas de jardines que reyes, nobles y magnates decidieron cultivar extendiendo diferentes especies de palmeras por todo el  mundo,  todas ellas cargadas de simbolismo como icono del paraíso, ese en el que un día fuimos felices.


You May Also Like

8 comentarios

  1. Montse las palmeras son de mis arboles favoritos me encanta su forma y sus frutos, hay un producto muy rico que hacen y se llama miel de palma.
    ¿cual es la diferencia entre palma y palmera?.
    un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas son las palmeras, y algunas en concreto como están de afectadas por el picudo, supongo que sabes que el Palmeral de Elche que es Patrimonio de la Humanidad desde 2000 está bastante devastado... en fin, todo por las negligencias y la corrupción de este país...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay, Marisol, te gustan porque te hacen pensar en un descanso en la playa!
    Con los 200 géneros de palmeras que existen, la verdad es que no sé la diferencia entre palmas y palmeras.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Kumquat, creo que el picudo rojo es la peor plaga para las palmeras y leí que en Elche están muy afectadas y también en las islas Canarias ¡qué problema eso de las plagas!
    No creo que eso tenga nada que ver con negligencias o corrupción, el caso es que es difícil de erradicar el dichoso bichejo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. De las dos fotos, a mi me gusta más la tuya.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay, gracias, guapa!

    Mil besos, Pixel.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro mucho que te haya gustado, Esteve.

    Besitos!!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.