FUMARIA

3.5.12





Fumaria officinalis L.

El género Fumaria comprende una serie de plantas herbáceas anuales de la familia de las Papaveraceae, nativo de las zonas templadas de Asia y Europa y extendido por todo el mundo.

Su nombre deriva del latín fumus (humo) debido al lagrimeo intenso que provoca su zumo, parecido al humo y por su olor también similar.

Fumaria officinalis L. es nativa de Europa y de distribución cosmopolita. Es conocida con diversos nombres comunes como Fumaria, fumaria oficinal, palomilla, palomina, camisita de la Virgen, capa de reina, conejitos y conejillos, sangre de Cristo, sangre de toro, zapaticos y zapaticos de la Virgen,  fumisterra o herba de fum en catalán, etc… nombres que así mismo se aplican a la mayoría de las especies del género.




Es una hierba de tallo erecto y ramificada, que puede alcanzar los 50 cms.de altura.

Hojas pinnatisectas, alternas e inflorescencia en racimo terminal, opuesta a la correspondiente hoja.

Flores zigomorfas, de sépalos dentados y corola rosada, con el ápice de los pétalos machado de color púrpura orcuro o carmín. Pétalos opuestos por pares, el superior mayor y con un espolón basal.
Florece en primavera, pero puede presentarse florida en otras épocas del año.

Fruto en aquenio redondeado, rugoso o en ocasiones apiculado.

Se encuentra en terrenos cultivados, suelos removidos, cunetas y muros.

Tiene propiedades medicinales como emoliente, diurética y depurativa gracias a sus componentes activos, la fumarina en especial, ácidos cafeico y fumárico, mucílago y potasio.

Se utiliza en cosmética para la elaboración de tónicos faciales, por su propiedad emoliente.

You Might Also Like

16 comentarios

  1. Me encantan tantos nombres como sabes:

    "Fumaria officinalis i fumaria
    oficinal, palomilla, palomina, camisita de la Virgen, capa de reina, conejitos y conejillos, sangre de Cristo, sangre de toro, zapaticos y zapaticos de la Virgen, fumisterra o herba de fum en catalán...

    ResponderEliminar
  2. Hay cantidad y variedad de plantas y flores que algunas veces nos pasan desapercibidas...éstas
    que nos muestras hoy, tan bonitas, que nacen en suelos sin cultivar, como cunetas,etc para atraer nuestra atención, enseñan su colorido
    y sus originales formas con una dignidad increíble...y ademas con propiedades
    medicinales...
    Muy buena información como siempre Montse.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  3. Estas flores son hermosas, además el follaje es decorativo. En mi zona son las primeras en colonizar un terreno baldío. Como mi jardín está en recuperación (era una casa abandonada hasta hace un año) las vi llegar y tomar posesión de cada rinconcito con sol o sombra y me dieron las primeras florcitas!
    Tus fotos, un lujo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Son plantas comunes de singular belleza. Es cuestión de acercarse a ellas para apreciar íntimamente su encanto.
    Saludos, Montse.

    ResponderEliminar
  5. Enric, te diré un secreto, algunos de esos nombres los he buscado ¡no los sabía todos!, pero eso que quede entre tú y yo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Maria Dolors, es que la flora silvestre es muy amplia y sumamente interesante, por lo menos a mí me lo parece.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  7. Paula, hay muchas flores o herbáceas que aprovechan espacios libres para desarrollarse a sus anchas y aunque las consideren hierbas molestas en jardinería, yo creo que son bien bonitas e interesantes.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Javier! Opino igual, hay que observarlas muy de cerca para apreciar su belleza.
    Debemos agradecer la gran variedad y belleza de nuestra flora silvestre y aprender a conocerla y respetarla como se merece.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  9. Es una de las plantas que recuerdo de mi infancia. Aquí le llamabamos zapatitos del niño Jesús.En nuestro país la mayoría de los nombres populares están relacionados con la religión o la monarquía.
    Crece silvestre en mi jardín y la dejo porque me gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. La percibo por su olor rápidamente y qué cosas, es de las primeras silvestres que aprendí con un pequeñísimo libro de bolsillo que he superojeado y del que aprendí bastantes que ya no he olvidado.

    Me enteré no hace mucho de que pertenecía a las papaveraceae ¡quién lo diria!
    Por cierto he plantado semillas de amapola, lo contaré en una entrada al blog.
    Besicos encicloped...digo...amiga

    ResponderEliminar
  11. hola Montse siempre me gusto esta planta pero no tenia idea de como se llamaba, siempre digo que entrar a tu blog es entrar al conocimiento, un abrazote para ti con cariño.

    ResponderEliminar
  12. HHola Montse, supungo que es la que yo le llamo conillet... No sabía de sus propiedades. Que tengas un buen fin de semana! Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Juanjo, ya veo que haces un poco como yo, que cuando alguna silvestre aparece en el jardín la dejas estar, siempre que no sea demasiado invasora, porque algunas son realmente bonitas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Rosa, hay cosas que se aprenden para siempre y en cambio otras se van olvidando ¡las cosas de la memoria!

    Sobre tus amapolas habrá que verlas e imagino que nos contarás alguna historia interesante o un cuento fantástico ¡qué bien!

    Un besico y buen finde.

    ResponderEliminar
  15. Pues muchas gracias Marisol ¡eres encantadora!

    Buen fin de semana y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  16. Doris, es que hay muchas plantas con propiedades que no son muy conocidas.

    Buen finde, guapa!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.