ADELFA, el arbusto tóxico



La adelfa (Nerium oleander, L.) es un arbusto perenne, nativo de la región del Mediterráneo que se cultiva en las regiones templadas y subtropicales del mundo como planta ornamental de exterior en parques, jardines, paseos y en carreteras y autopistas que hacen la función de barreras cortavientos al tiempo que resultan decorativas dado su follaje perenne y su vistosa floración.



Es una planta muy venenosa, ya que posee una sustancia llamada oleandrina y otras sustancias digitálicas de mayor actividad que la de la Dedalera (Digitalis purpurea). Su ingesta puede provocar náuseas, vómitos, diarreas, vértigo, disnea e incluso arritmia. Se dice que hasta la miel procedente de la libación de las abejas de sus flores es tóxica.



Hay una anécdota sobre esta toxicidad: En España, durante la ocupación francesa por las tropas napoleónicas, unos españoles invitaron a los soldados franceses a una opípara comilona haciendo que la carne fuera asada habiéndola ensartado en estacas peladas de adelfa, hecho que provocó una gran mortandad en la tropa napoleónica.

You May Also Like

18 comentarios

  1. Eso de que sea tan tóxica me la hace antipática, a pesar de sus bellas flores. Las fotos muy chulas. Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí me pasa todo lo contrario!! a pesar de ser tóxica me encantan las adelfas.

    Mil besos, guapa :)

    ResponderEliminar
  3. Las flores son lindas, creo que hay mas colores..... pero no recuerdo como la llaman por acá. Feliz semana, yo sigo con los preparativos..... Besos querida Montse, que tengas un lindo día!!

    ResponderEliminar
  4. Preciosísimas fotografías, Montse.

    Me encantan todas estas imágenes de estas flores tan bellas.

    En Sevilla, estas adelfas las encuentras en las medianas de separación de carriles de la avenida de entrada a la ciudad desde Madrid (Avenida de Kansas City). Estas adelfas fueron los primeros refugios de invierno que escogieron las lavanderas blancas (unos pajarillos muy elegantes de plumaje blanco y negro).

    Las adelfas las podaron casi hasta la raíz, posiblemente para echarlas de ahí. Así que estas "pajaritas de las nieves" buscaron otros dormideros y ahora las encuentras en todos grandes árboles de la ciudad. Hay algunos que al atardecer acogen a tal multitud que son todo un espectáculo de miles de revoloteos y de ensordecedores trinos.

    Un saludo con alegría desde Sevilla.

    ResponderEliminar
  5. Montse, seran toxicas pero son lindas. A mi madre le encantaban, siempre quiso tener una. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Gaby, las hay en otros colores, yo las tengo en tres colores, dos rosas y una blanca ¡me encantan!
    Los preparativos llevan tiempo, pero la recompensa será estupenda ¡y qué lindo día para disfrutar!

    Un beso gigantesco :)

    ResponderEliminar
  7. Enrique, te agradezco mucho el comentario con esa explicación sobre los pajarillos que se refugian en las adelfas. Es estupendo saber estas cosas curiosas!

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Teresa, son bonitas y además no requieren muchos cuidados.
    Si le gustaban a tu madre, quizá podrías plantar una adelfa en recuerdo suyo, porque se pueden cultivar también en contenedores.

    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  9. A mí tambien me contaron la anecdota de las tropas francesas comiendo conejos asados ensartados en varas de adelfa. Siempre que las veo me viene a la mente esa imagen. Es un placer pasear por tu jardin aunque sea a traves de la red. Es un sitio muy especial que me encanta

    ResponderEliminar
  10. Para mí también es una satisfacción recibir tan buenas visitas, te ofrecería una taza de té o un refresco, pero sería virtual, así que te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Preciosas las adelfas Montse. He estado por tierras catalanas (Pirineo) y las he visto alegrando las autopistas .Quizás su toxicidad las hace más resistentes. Un abrazo. Franchesca

    ResponderEliminar
  12. Hola amiga, Interesante anecdota la de las tropas francesas...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. La belleza también puede matar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Franchesca, es un arbusto muy popular en Cataluña incluso en las zonas costeras porque resiste muy bien la salinidad del mar.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Me alegro que te haya gustado esa anécdota, Antonio!

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  16. Chomp ¡qué frase tan bonita has dicho!

    Te mando un abrazo y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  17. La última foto es muy bonita!!!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.