CORREHUELA


Son estas campanillas de color malva (Convolvulus althaeoides) las que ahora destacan en el campo, asoman por los bordes de los caminos y se distinguen entre la vegetación.



La llaman correhuela, campanilla rosa, campanilla de Canarias o simplemente campanilla.



Ver el artículo que escribí : Campanilla rosa.


You May Also Like

15 comentarios

  1. Con tus fotos Montse has rasaltado con todo
    detalle toda la belleza de estas preciosas campanillas, que para preservar su hermosura, se cierran de noche para mostrase espléndidas durante el dia.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Son muy bonitas!!! Son como las ipomeas pero en pequeñito, no? Preciosas fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonitas! Mi preferida es la dos. Yo la habría recortado un poco por abajo, si me permites el comentario.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Maria Dolors, estas fotografías son justo antes de que cerraran, las hice al atardecer porque cuando les da el sol plenamente quedan muy luminosas pero no se aprecia en detalle del interior.

    Mil besos, guapa!!

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, Doris, es que son de la misma familia!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Elvira, por supuesto que puedes decir lo que quieras y es más, agradezco tu opinión sobre la estética de la foto!

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  7. No se corresponde lo guapas que son con lo fastidiosas.. jajaja eh Montse, en la naturaleza no lo percibe uno, pero en los jardines atrapan las otras plantas "afogándolas" jajaj como decimos aquí. Sus flores son preciosas la verdad!!

    ResponderEliminar
  8. Son impactantes, Montse...se queda una hipnotizada observando su delicadeza.

    Un besito

    (Por cierto, te he dejado una cosita en mi blog)

    ResponderEliminar
  9. Margó, este tipo de herbáceas silvestres a veces se "cuelan" y hay que arrancarlas del jardín para que no estropeen la flora que nos interesa, sin embargo, hay que reconocer que son hermosas.
    En mi caso, ya me conoces, si no me molestan demasiado las dejo ¡no lo puedo remediar, me gustan mucho las silvestres!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Ló, me alegro que te gusten tanto estas campanillas y te agradezco esa "caricia" que nos regalas a todos.
    Me paso a tu blog a dejarte mi agradecido besito ;)

    ResponderEliminar
  11. Por fin trajo el verde Mayo
    correhuelas y albahacas
    a la entrada de la aldea
    y al umbral de las ventanas.

    Miguel Hernández

    éste fue el recuerdo que me trajeron tus campanillas

    besitos, montse*

    ResponderEliminar
  12. Parece una falda de señorita recién sacada del cajón, de donde se guardo cuando se plancho. Esta correhuela tiene el color favorito de mi abuela.

    Saludos Montse

    ResponderEliminar
  13. Precioso ese poema de Miguel Hernández!
    Yo te traido buenos recuerdos y tú también a mí, porque me has hecho recordar las canciones que Joan Manel Serrat hizo con algunos de los poemas de Hernández ¡un álbum magnífico!

    Mil besos, guapa :)

    ResponderEliminar
  14. Chomp, a mi también me gusta mucho este color, los tonos lilas y violetas siempre me han gustado ¡como a tu abuela, tiene gracia!
    También me recuerdan faldas, y me pasa con los claveles, que me parecen vestidos de volantes.

    Muchos besos, guapa!

    ResponderEliminar
  15. It's going to be end of mine day, except before finish I am
    reading this impressive article to improve my knowledge.


    Also visit my webpage :: klima serwis warszawa

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.