HINOJO


Foeniculum vulgare



Foeniculum vulgare es la única especia del género Foeniculum y pertenece a la familia de las Apiaceae.  

Es una planta nativa de la zona meridional de Europa, más concretamente de la zona del Mediterráneo, aunque se encuentra distribuida en las zonas templadas de todo el mundo.

Su nombre deriva del latín fenum, faenum, foenum, que significa heno y comúnmente se conoce como hinojo, linojo, cenojo, anís, anís de Florencia, anisete, arinojo, hierba santa, milu, perejil de gitano, fenol, fenollo y zenollo entre otros, así como fonoll en catalán.

Es una planta perenne de tallos erectos, estriados y ramificados en su mitad superior que puede alcanzar hasta 2 metros de altura.

Hojas pinnatisectas, de contorno triangular y glabras de color verde intenso.

La inflorescencia es en umbelas laterales y terminales, compuestas y sin brácteas. Cáliz sin dientes y pétalos amarillos con el ápice incurvado.
Frutos ovoides, glabros, con mericarpos de sección pentagonal y aromáticos.



Se cultiva para la extracción del bulbo, conocido como “hinojo de Florencia”, que forma un cogollo de bases dilatadas muy aromático y por las semillas que se recolectan para obtener el anetol con que dar olor anisado a bebidas, licores y postres. El Hinojo, al igual que el anís estrellado y el regaliz contienen este compuesto aromático, el anetol, que les confiere un sabor característico.

Sus tallos y hojas se usan como condimento o hierba aromática en gastronomía para gran mayoría de guisos y aliños.

Como planta medicinal, tiene propiedades digestivas, diuréticas y carminativas.

You May Also Like

16 comentarios

  1. Montse, que lindas se ven las florecillas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Aromática y con el color de la luz, preciosas
    flores, y bonitas fotos Montse.

    Bon dilluns.

    ResponderEliminar
  3. Y qué ricos están los tallos en la boca. Besos

    ResponderEliminar
  4. En el meu jardí durant diversos anys, creixen dues plantes que vaig aconseguir Casteldefells.
    Al sud d'Itàlia, s'utilitza molt en la cuina, famosos espaguetis amb sardines (i fonoll). Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Teresa, y además huelen de maravilla!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, M.Dolors, te he hecho un poco la competencia con las que tu publicaste no hace mucho, pero seguro que no te enfadas por ello ¿verdad?

    Petonets :)

    ResponderEliminar
  7. Sí, Elvira, después de tanto publicar sobre frutos y plantas tóxicas ¡qué bien tener una que de gusto masticar!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Renato, sona molt bé aquests espaguetis amb sardines i fonoll ¡Ummm, han d'estar riquíssims!
    Ja veig que véns molt per Catalunya, que fins i tot escrius català, la qual cosa m'alegra molt.
    Una abraçada.


    Renato, suena muy bien esos espaguetis con sardinas e hinojo ¡Ummm, deben de estar riquísimos!
    Ya veo que vienes mucho por Cataluña, que hasta escribes catalán, lo cual me alegra mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Montse no se si sea el mismo pero yo siempre lo veía en los campos o la orilla del camino y recuerdo que lo cortaba para darle a los conejos.
    Espero que tengas una linda semana, un abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Me encanta que reconozcas la planta, las flores del hinojo, nunca las había visto. Sólo me he preparado ensaladas... que por cierto... son deliciosas!!

    Pequeños tesoros, querida Mont :)

    Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Pues no puedo saber si será la misma planta, ya que no conozco la flora de allá, aunque algunas como esta, existen en las zonas templadas del mundo.

    Un besito, Marisol.

    ResponderEliminar
  12. Axis, la verdad es que yo no he comido el hinojo en ensaladas, más bien lo utilizo en los guisos como aliño, pero seguro que está muy rico.

    La naturaleza es un cofre sin fin!

    Muchos besos, guapísima.

    ResponderEliminar
  13. esas flores me traen aroma de infancia y de verano

    besitos, montse*

    ResponderEliminar
  14. Pues bienvenidos sean esos aromas, Silvia!!

    Besitos ;)

    ResponderEliminar
  15. Aunque a mucha gente le llama la atención verme hacerlo, cada vez que me lo cruzo en el campo me invade la tentación de coger una ramita y morderla ...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Kumquat, yo no creo que sea tan raro, pero claro, yo también voy por el campo oliendo el romero y agachándome para tomar una foto, jaja..

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.