SERBAS Frutos del Serbal


En estos días el Serbal  común (Sorbus domestica L.) está cargado de frutos, las serbas.

Hace unos años, cuando las mostré en el blog, se produjo alguna confusión entre estos frutos  y las acerolas que hoy me gustaría aclarar ya que desde entonces he ido recibiendo distintos comentarios al respecto. Dichos comentarios aportaron una información muy interesante, que aprovecho para darles mi agradecimiento y que ahora me permite hacer esta especie de resumen entre unos frutos y otros.



En Botánic Serrat tenemos tres ejemplares de Serbal común (Sorbus domestica L.) que produce serbas, unos pequeños frutos parecidos a pequeñas manzanas que primero son de color verde y que van tornándose del amarillo al anaranjado-rojizo. Caen al suelo y allí fermentan, que no maduran.  No son comestibles, al menos el crudo, ni siquiera estando maduras, pero pueden utilizarse para hacer mermelada o compota.



El Azarolo o Serbal de los cazadores (Sorbus aucaparia L.) también produce unos pomos similares que aunque más blandos y jugosos que las serbas no se consumen más que haciendo mermelada y compota o bien dejándolos secar como los orejones y que después sirven de acompañamiento en guisos de cordero o caza.

El Acerolo (Crataegus azarolus L.) es el árbol que produce las acerolas, unos frutos globosos rojo-amarillentos y de pulpa carnosa que sí son comestibles cuando están muy maduros y presentan un color granate oscuro, aunque tienen un gusto algo agridulce.

También el Azofaifo (Ziziphus zizyphus o Ziziphus jujuba) produce unos frutos, la azufaifa, del tamaño de aceitunas y muy similares a las serbas y a las acerolas, muy sabrosos, ricos en azúcares y vitamina C que se consumen en otoño.



El hecho de que se denominen acerolas o serbas a todos estos frutos otoñales de distintas especies y la similitud de los mismos posiblemente sea lo que da pie a este tipo de confusiones.


Todas las fotografías son del Serbal (Sorbus domestica L.) y siguiendo el enlace encontraréis más información.

You May Also Like

10 comentarios

  1. Bello este fruto (se parece a los Nísperos, al menos los de aquí), y tus fotos realmente GENIALES! Me fascina la primera, pero todas son excelentes tomas,amiga.

    ABRAZO GRANDE y una FELIZ semana, Montse querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo nísperos, pero son comestibles ¡y me encantan! no como estas serbas.
      Gracias por ese abrazo tan grande!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. Buena entrada Montse, buen documentada e ilustrada, además muy clarificadora!!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl, pensé que era una buena idea hablar de las distintas especies y sus diferencias.
      Me alegra que te guste!
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola montse, me llama la atención el color de los frutos, los que crecen en mi tierra (Los Oscos Asturias) son verdes y una vez maduros rojo intenso. Un besin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, los de tu tierra, por lo que dices, serán del Serbal de los cazadores (Surbus aucaparia)
      Un beso y un abrazo enorme para Asturias, una tierra que enamora.

      Eliminar
  4. Me encantan los servales, los conocí en el monte, son una maravilla en todas sus fases, verlos con los frutos y sin hojas son un espectáculo. En nuestro jardín hay uno que curiosamente es el único que no fué plantado por nosotros sino por unos amigos muy queridos que quisieron con ello dejar aquí su recuerdo particular. Siempre pensé que era un Sorbus aucuparia, pero es porque no sabía de la existencia del doméstica, así que ni idea Montse porque vino de un vivero sin identificar. Muy interesante todo tu artículo. Lo del acerolo ni idea, aquí lo llamamos comunmente Serbal de los Cazadores, porque éstos se apostaban cerca de estos árboles esperando los pájaros que iban a comer sus frutos.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margó, me alegro que hayas comentado todo esto porque es precisamente por estos nombres comunes tan parecidos por lo que se confunden las especies.
      De todos modos, lo importante es disfrutar de los árboles y tener cuidado con sus frutos ya que no todos son comestibles.
      Un besito, guapa.

      Eliminar
  5. Interesante este artículo tuyo, Montse!! Yo tengo un acerolo y un crateagus laevigata...y jo, qué mala suerte tengo con los dos. El acerolo lo planté el invierno pasado, brotó casi ya enfermo y no echó ni una sola rama ni brote ni hoja durante la temporada...el crataegus hasta lo he cambiado de sitio a ver si le gusta más. Se secan las hojas, le salen manchas que yo creo que es roya (igual que al aceolo)...y no prospera. No sé si es mi suelo arenoso y tendente a la acidez... Un beso mi linda!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El acerolo y el Crateagus son del mismo género, mientras que el Serbal es otro distinto, aunque los tres forman parte de la misma familia, yo no conozco los que tú tienes, pero desde luego el suelo, el clima y el lugar en donde se plante tiene mucho que ver con su buen desarrollo.
      En mi caso, de los tres serbales que tengo, uno está siempre con menos hojas y menos flores, porque no recibe tanta luz solar como los otros dos. ¡la de cosas que tenemos que entender!
      Mil besos María.

      Eliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.