ACHICORIA : El café de los pobres

 La Achicoria común (Cichorium intybus), es una planta perenne que se encuentra en los bordes de los caminos y ribazos en toda Europa, naturalizada en todas las zonas templadas del mundo y de la que ya hablé anteriormente.

Tiene numerosas propiedades medicinales y culinarias, además de ser una de las “Flores de Bach” pero hoy nos vamos a centrar en su utilización como infusión.

Los primeros datos que se tienen de su consumo se remontan a los antiguos egipcios, que ya conocían sus propiedades medicinales. Luego, los romanos, extendieron a usos culinarios esta planta, consumiendo sus hojas en crudo o cocinadas.

Fue en el siglo XVII cuando los holandeses desarrollaron la torrefacción de la raíz de achicoria y su consumo como bebida similar y sustitutiva del café cuando en tiempos de privaciones por las restricciones del transporte de productos tropicales no hacía llegar el café. Durante las Guerras Napoleónicas, estas restricciones hicieron que el cultivo de achicoria se extendiera en toda Europa.

En España durante los años de la posguerra de gran penuria, las familias con nivel adquisitivo elevado tomaban café y pan blanco, mientras que las familias modestas se tenían que conformar consumiendo achicoria y el llamado pan negro o integral. Resulta paradójico que ahora el pan integral y la achicoria vuelvan a nuestros hogares por sus enormes ventajas con respecto a los otros dos, siendo más saludables y más caros.



Estos hechos son el motivo por el que las infusiones de achicoria se conocieran como “el café de los pobres” y este es, en resumen su proceso:

* Es la raíz napiforme de esta planta la que se recolecta y después de lavada, troceada y secada, proceso durante el cual va perdiendo hasta el 75% de agua, se tuesta y muele, quedando lista para ser envasada.

En la actualidad la achicoria está presente en las recetas de los cocineros más prestigiosos y el café de achicoria se comercializa con gran éxito, dadas las ventajas que tiene sobre el café, porque es más digestivo, diurético y antioxidante sin contener los efectos negativos de la cafeína.

* Ver más información : Achicoria (Cichorium intybus)

You May Also Like

4 comentarios

  1. Hola Montse. Hace algunos años, en el colectivo de aficionados a la pintura del que formo parte, acudimos a una feria popular en que cada aficionado aportaba un pequeño cuadro para vender y la recaudación era para una ONG local. En el mío pinté una planta de achicoria con sus hojas tallo y flores, y en la parte trasera puse en una bolsita de plástico un papel plegadito en el que escribí todas las propiedades medicinales de la planta, pero se acabo la feria y nadie lo compró, así que lo compré yo. Y lo tengo en casa colgado en la pared. Cosas de la vida. Perdona que me haya extendido tanto en el comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si estoy encantada con lo que me cuentas!
      Admiro tu labor, ese trabajo sobre la achicoria, hecho con tanto cuidado y cariño para la feria. Una pena que nadie se lo quedara, pero por otro lado ahora lo tienes tú y puedes disfrutar de él.
      Es magnífico que colabores con colectivos y también con las ONG, dice mucho de tí, como persona solidaria.
      Un abrazo inmenso!!

      Eliminar
  2. Por acá hay también,amiga, asi que no me deje afuera a Chile...jejeje. Y también la he fotografiado y alguna vez acompañó a algún intento de poema mío. Y me gusta mucho su flor, aunque sus tallos son algo toscos, poco delicados, pero no impide que aprecie su belleza. El color...precioso.

    Me gustó la historia que detallas, su uso, y su exaltación en el tiempo...(eso tiene la humildad!)

    ABRAZO GRANDE PARA TI, QUERIDA AMIGA, Y QUE DISFRUTES DE UN HERMOSO FIN DE SEMANA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón con cuanto a las hojas de la achicoria, que no son nada atractivas, sin embargo, la flor es preciosa y de ese color azul tan delicado ¡me encanta!
      Me gusta ir más allá de las cuestiones botánicas, creo que conocer parte de la historia de las plantas nos enriquece a todos y esta era bastante curiosa.
      Mil besos para tí, querida amiga ¡feliz domingo y feliz semana!
      y muuuuchos abrazos.

      Eliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.