PANETTONE, el postre navideño que vino de Italia

28.12.15

Foto de Italia.it


El Panettone es un postre típico de la cocina navideña italiana que ha llegado a nuestras mesas para degustarse en la Nochevieja o como desayuno en estas fiestas, compitiendo con nuestro tradicional Roscón de Reyes. Un producto que se conoce internacionalmente y muy relacionado con las fiestas navideñas.

Este panetón milanés, llamado pan dulce, es un bollo hecho con masa del tipo brioche, pasas y frutas confitadas de naranja y limón y que tiene forma de cúpula. La masa se elabora con harina, levadura, huevos, mantequilla y azúcar.


Su origen es italiano, concretamente de Milán y se cuentan distintas historias ¡vamos a conocerlas!

De hecho fueron  los antiguos romanos los primeros en endulzar pan con miel para las fiestas, cuyo testimonio se halla en una pintura del siglo XVI y en un libro de recetas de Bartolomeo Scappi, el cocinero personal de papas y emperadores.

Una leyenda, la más romántica, cuenta que en 1490 un joven aristócrata, Ughetto Atellani de Futi, se enamoró de la hija de un pastelero de Milán. Para estar cerca de su amada y demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero e inventó un pan azucarado con frutas confitadas y con forma de cúpula que pronto alcanzó gran fama y que todos los milaneses querían comprar, llamándolo el “pan de Toni” que así se llamaba el ayudante y de ahí  vendría el nombre de panettone.

Otra leyenda, también milanesa, cuenta que en la corte del conde Ludovico El Moro, desde 1494 hasta 1500, se celebraba la Nochebuena con una gran cena, un lujoso banquete que concluía con un postre a la altura de la corte milanesa. El cocinero había preparado un postre que al sacarlo del horno estaba quemado, pero que gracias a que el joven lavaplatos, llamado Antonio, había utilizado las sobras de ingredientes para amasar un pan dulce para su casa, este pan se sirvió como postre en el banquete. Tuvo un éxito enorme entre los comensales y el conde Ludovico preguntó quién lo había preparado, el cocinero le presentó al joven Antonio el cual no tenía aún un nombre para postre tan rico. El señor entonces decidió llamarlo “Pane di Toni” que después sería conocido como Panettone.
Ambas historias son similares, sin embargo el verdadero origen del Panettone viene de la Edad Media, en donde era costumbre hacer un pan más rico que el de todos los días para celebrar la nochebuena. Se ponía un tronco grueso en el fuego y en él se hacían grandes panes de trigo, una materia prima muy valiosa en aquella época.

Otro dato histórico dice que hasta el año 1395, era tradición de hacer un pan de gran tamaño en Navidad, que era cuando en los hornos de Milán se tenía permiso de cocinar pan de trigo festivo y que aunque esa costumbre se hacía en otras ciudades italianas y europeas, sólo el de Milán se convirtió en Panettone.

El Panettone hasta primeros del siglo XX era de volumen bajo, no como lo conocemos ahora, ya que se horneaba sin ningún tipo de molde. Fue Angelo Motta quién en la década de 1920 decidió forrar la masa con papel de estraza, dándole una forma vertical, esa forma clásica que tiene. 
En la actualidad, las pastelerías de Milán siguen haciendo ambas formas, la más popular a nivel mundial alta y la forma baja más tradicional.

En casa cada año compramos un Panettone, hice fotos la mañana de Navidad para ilustrar esta entrada, pero no me quedaron muy bien. Como no las puedo repetir ¡ya casi no nos queda Panettone! he optado por poner una preciosa foto de una web: (Italia.it)

You Might Also Like

13 comentarios

  1. Hoy voy a intentar hacer uno. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguro que te quedará riquísimo, Teresa, porque tienes buena mano para esto de hacer postres, aún me acuerdo de ese Roscón de Reyes que hiciste el año pasado la buena pinta que tenía. ¡Ya nos lo enseñarás, eh!
      Muchos besos.

      Eliminar
  2. Montse, coincido contigo en que está muy bueno. Feliz año 2016!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Está de rechupete, jaja!
      Muchos besos, Juan y mis mejores deseos para el Año Nuevo.

      Eliminar
  3. Interesante, Montse. A mi marido le encanta!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy a tener que comprar otro para desayunar estos días que nos quedan de fiestas ¡ya ves si nos gusta!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  4. Me ha llamado la atencion de que hablaras de recetas de cocina. El panettone es de esas cosas que tengo prohibido desde ue empece a, (intentar), mantener el peso. Som pequeños placeres de la vida que tambien nos quitan con los años. En fin, de todas formas no es mucho sacrificio.

    Nontse ya no llego a felicitarte la Navidad, pero por lo menos llego a felicitarte por el Año Nuevo, Que sea al próximo año al menos un poquito mejor que el pasado. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablar sobre los dulces navideños es un clásico en mi blog, empecé con aquellos que se elaboran con almendras. Siento que no puedas comer este tipo de postres, pero la salud es lo primero y en cuanto a perder peso... mejor lo dejo para el año que viene, jeje.
      Espero que hayas disfrutado de estas fiestas y ahora de la Nochevieja y te deseo lo mejor, salud, felicidad y amor para el nuevo año ¡Feliz Año Nuevo!

      Eliminar
  5. Que bueno! Como me gusta leer las historia de donde provienen las cosas.
    Espero que estés pasando estos días felices.
    Feliz año nuevo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy muy curiosa y me encanta conocer los orígenes.
      Muy bien estoy pasando las fiestas, espero que tú también y te deseo mucha felicidad y que cumplas tus sueños en este nuevo año ¡Feliz 2016!

      Eliminar
  6. Aunque en mi casa y gracias a mis preciosas sobrinas nunca falta el panettone, no es mi postre favorito, peo com me encanta el dulce me lo como encantada jajajajaaa, es echo de las rebanadas una obra de arte. Un beso enorme mi querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre las rebanadas mal cortadas que hice y el poco Panettone que quedaba, mis fotos quedaron fatal y tuve que recurrir a buscar una ¡lo bien puestecitas que están, eh!
      Muchos besinos, mi querida Lola.

      Eliminar
  7. Pues no sé como decir que no me gusta. Aunque ahora, mi hermana, le añade chocolate y queda un poquito mejor. Es muy secorro. jaja
    Tampoco me gusta la pasta, la pizza. Me gusta mucho más la comida de aquí.
    Si mi padre levantara la cabeza....

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.