Jardines EL TURÓ PARC


Situado en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona, el Turó Parc es un jardín recogido y elegante creado a principios del siglo XX, hoy en día de uso básicamente vecinal, a partir de lo que fuera un antiguo parque de atracciones al que debe su nombre y que durante décadas fue uno de los pocos espacios verdes de la ciudad.


En estos jardines nos encontramos con caminos curvilíneos y rincones de sombra rodeados de encinas y parterres de arbustos mediterráneos con Viburnos, adelfas y rosales así como plantas aromáticas. Y este espacio, la Plaça del Teatret, donde descansar plácidamente y a cubierto en los colurosos días de verano.


Falsos pimenteros (Schinus molle) nos rodean en la zona poética del jardín, llamada así porque en ella se pueden encontrar y leer frases de García Lorca, Fernando Pessoa, Dylan Thomas, Alfonsina Storni o Salvador Espriu.


Hay Magnolios, Palmeras, Cedros de Himalaya, Árboles del Amor (Cercis siliquastrum), Plataneros y Tilos, pero lo que más destaca es el parterre principal, el boulangrin y el estanque de estilo árabe con plantas acuáticas.


Como mi visita fue el año pasado, más o menos por estas fechas, las violas (Viola x wittrockiana) eran las flores que adornaban el parterre.


Un poco más allá se encuentra esta fuente circular con un surtidor de agua.


Los jardines cuentan con varias esculturas. Para mi ésta es la más hermosa, se trata de "La ben plantada" de Eloïsa Cerdan, en homenaje al escritor Eugeni d'Ors. Se halla situada en la zona que se llama el prado, en otro momento un espacio de césped verde que ha quedado reducido a una zona de tierra en donde los niños y no tan niños juegan, a pelota o a hacer pintadas en las esculturas.



Rodeado de una fila de espléndidos tilos (Tilia x europaea) está el estanque oval, un vestigio del antiguo parque de atracciones que fue, ya que se construyó denominándolo "El lago de las Góndolas" una atracción que causó furor a principios del siglo XX, góndolas pintadas y decoradas al estilo de las venecianas daban la vuelta al estanque, simulando un paseo romántico por Venecia.


De haber visitado estos jardines en otra época del año, tal vez habría podido ver los nenúfares que florecen en el estanque ¡a ver si puedo acercarme un día de primavera! 

You May Also Like

12 comentarios

  1. buena aportación Montse, otro jardín que me apunto en la lista de pendientes de visitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo bueno de los jardines es que cada uno tiene algo especial ¡yo me voy apuntando también unos cuantos!
      Muchos besos, Mario.

      Eliminar
  2. Entre las bonitas fotos que aportas y la descripción de ese maravilloso jardín, me ha encantado tu entrada.
    Pasear, descansar y respirar los aromas de sus plantas y flores, tiene que ser de lo más relajante.
    Me encantan las violas y esos árboles de sombra.
    Cariños en abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, me alegra mucho que te guste este jardín y que te parezca agradable para pasear y admirar la vegetación.
      Muchos besitos, guapa.

      Eliminar
  3. Me resulta muy bello, y por otro lado la gente no sabe apreciar lo que tiene en su vecindario. Una lastima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos pasa eso, Raúl, que admiramos más las bellezas de otros lugares cuando tenemos otras bellezas más cerca de lo que pensamos, en nuestras propias ciudades o localidades.
      Un besito.

      Eliminar
  4. En tus fotos todo es precioso Montse. Feliz fin de semana. Un besin muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué piropo más lindo, Lola!
      Muchísimas gracias y muchísimos besos.

      Eliminar
  5. Qué ilusión ver esos jardines de Barcelona! Me recuerda el tiempo en que vivía en la ciudad. Precioso, Montse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Vivías antes en Barcelona o te refieres a Valencia?, mira que si vivías antes aquí ¡vaya sorpresa!
      Muchos besos.

      Eliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.