JARDÍ D'ACLIMATACIÓ DE MONTJUÏC


El Jardí d’Aclimatació de Montjuïc en Barcelona, como su nombre indica, es un espacio que se creó con la intención de conocer las posibilidades de desarrollo de algunas especies traídas de diversas zonas del mundo y observar su adaptación o aclimatación al clima de la ciudad de Barcelona.


Situado en la Avinguda del Estadi de Montjuïc, cuenta con cerca de 230 especies diferentes, algunas de ellas únicas o escasas, lo que lo convierten en un lugar de extraordinario interés botánico, además de ser un jardín tranquilo y armonioso, que da gusto visitar.

Esta zona, en donde está situado el estanque, es más reciente, se construyó en el año 2003, cuando se efectuaron mejoras del diseño.


Se creó en 1930, justo después del la Exposición Universal de Barcelona de 1929, por Nicolau M.Rubió i Tudurí, arquitecto y diseñador de jardines que durante años colaboró con Forestier, en una parcela que había estado ocupada por los pabellones de  Italia y Suecia, con buena parte de las plantaciones que los ajardinaban y nuevos ejemplares traídos desde los cinco continentes. 

Se reiniciaron nuevas plantaciones en 1945, después de la Segunda Guerra Mundial a partir de semillas, conservándose y en estado de evolución hasta la actualidad y una segunda reforma en el diseño en el año 2003.



Aquí vemos el tronco, con sus prominentes espinas características del género Ceiba, de un ejemplar de Ceiba pentandra.


El Jardí d’Aclimatació está ordenado en parterres, entre los cuales destacan especialmente los grandes árboles, separados entre sí para facilitar su desarrollo y combinados con trepadoras.


Hay un ejemplar de pinsapo de la China (Koelreuteria paniculata), un enorme ginjolero o azufaifo (Ziziphus jujuba) y un ejemplar de Albizia procera

Además el árbol del azafrán, el sauce australiano, el árbol del coral (Erytrina crista-galli) y el ceibo (Ceiba pentandra) que hemos visto en foto anterior, así como varias especies de eucaliptos y pinos.

 

En esta otra foto vemos, en el centro, el Espino albar (Crataegus monopyna, Jack) que os mostré hace poco.


Un Ficus, creo que el Ficus microcarpa o Laurel de Indias.


También destacan las plantas trepadoras, para las que se contruyeron pérgolas y pilares de piedra, como la Lonicera hildebrandiana, Romenya coutter y un precioso ejemplar de Pereskia aculeata.



También se pueden ver otras trepadoras más conocidas, como la Bouganvilla y la Wisteria sinensis.


En la reforma del año 2003, se construyó un memorial para promover la sensibilización y concienciación sobre la enfermedad del Sida, levantando un parterre bajo una olivera, símbolo de paz y eternidad, con losas alargadas de piedra en las que lleva escrito un poema titulado "Parlem de tu" de Miquel Martí i Pol.


"Parlen de tu, però no pas amb pena.
Senzillament parlem de tu, de com
ens vas deixar, del sofriment lentíssim
que va anar marfonent-te, de les teves
coses parlem i també dels teus gustos,
del que estimaves i el que no estimaves,
del que feies i deies i senties,
de tu parlem, però no pas amb pena.
I a poc a poc esdevindràs tan nostra
que no caldrà ni que parlem de tu
per recordar-te, a poc a poc seràs
un gest, un mot, un gust, una mirada
que flueix sense dir-lo ni pensar-lo".


"Hablemos de tí, pero no con pena.
Sencillamente hablemos de tí, de como
nos dejaste, del sufrimiento lentísimo
que fue languideciéndote, de tus cosas
hablemos y también de tus gustos,
de lo que amabas y de lo que no amabas,
de los que hacías y decías y sentías,
de tí hablemos, pero no con pena.
Y poco a poco te harás tan nuestro
que no hará falta que hablemos de tí
para recordarte, poco a poco serás
un gesto, una palabra, un gusto, una mirada
que fluye sin decirlo ni pensarlo".




El recorrido entre los parterres lo forman caminos, con algunos bancos para sentarse bajo la sombra que ofrecen los grandes árboles, por lo que resulta muy agradable para pasear o relajarse durante el verano, como se aprecia en esta foto del árbol del té (Melaleuca alternifolia) del que ya os hablé.

You May Also Like

10 comentarios

  1. Debe de estar precioso Montse por las fotos que nos muestras. Yo lo visité hace años, aún no se había hecho el estanque y ya era precioso en aquellos años.
    Estas cosas entre otras son las que merecen la pena en una ciudad y concienciar a la gente del buen disfrute y cuidado de esos bellos jardines.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debiste ir antes del 2003, antes de que lo reformaran, yo lo he conocido después y eso que soy de aquí. A veces pasa que las cosas que tenemos más cerca son las que menos vistamos y opino como tú, hay que cuidar y valorar nuestros jardines o espacios verdes.
      Muchos besos!

      Eliminar
  2. Me encanta Montse. Cuando vuelva a Barcelona, iré a verlo. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Debe ser todo un gustazo pasear por él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, que da gusto pasear por este jardín.
      Un abrazo.

      Eliminar

  4. Que bonito, al final demuestra que la mayoría de especies acaban aclimatándose al lugar donde se plantean. Me lo apunto para visitarlo.
    Muchas gracias por recomendarlo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que sean adecuadas por el clima acaban adaptándose muy bien y me alegra que te lo apuntes para poderlo visitar.
      Muchos besos, Kisi.

      Eliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.