Musgo para el belén

11.12.08

Foto: Botanic El Serrat

Bryophyta

El musgo es uno de los elementos que junto con palmeras, arbolitos y otras plantitas se utilizan para confeccionar el Belén o pesebre tan tradicional en estas fechas y que contribuyen a dar un aire campestre a la representación del Nacimiento del Niño Jesús.

Los niños, protagonistas indiscutibles en su elaboración, disfrutan colocando estos elementos en el portal, en los caminos, entre los pastores y sobretodo en el contorno del río cuyo puente cruzarán los esperados Reyes Magos.

No existe ninguna leyenda o cuento referente al musgo, pero sí sobre hacer el pesebre o belén, en Navidad.

Foto: Pesebre de mi madre M.Ruiz

En el año 1223 en la pequeña localidad de Greccio en el centro-sur de Italia, San Francisco de Asís intentaba explicar el misterio del nacimiento del Niño Dios a los habitantes, en su mayoría campesinos, y cómo no parecían comprender buscó la manera de ilustrar sus explicaciones.

Así que mandó traer una imágen del Niño Jesús, una cunita, paja, un buey y un burro. Con todo esto compuso la escena faltando únicamente la imágen del Niño Jesús.
Cuando San Francisco tomó en brazos la imágen y la depositó en la cuna se produjo un milagro: ¡la imágen tomó vida y el niño sonreía a San Francisco!.
Todos se arrodillaron y fueron bendecidos por el niño que, un instante después volvió a convertirse en una imágen.

Año tras año el pueblo de Greccio volvía a escenificar el “pesebre de San Francisco” con la esperanza de volver a vivir el milagro y aunque la imagen no volvió a tomar vida, la costumbre se esparció por todos los pueblos cristianos, añadiéndole las figuras de la Virgen María y de San José.


Desde ese primer pesebre, pasando por la época renacentista y barroca que lo convirtieron en arte, en América que comenzaron a ser anacrónicos incluyendo animales y plantas americanas que no existían en los tiempos de Jesús hasta nuestros días, que se representan con figuras de todo tipo de materiales, aunque también se hagan representaciones tradicionales de pesebres vivientes, el significado sigue siendo el mismo : La representación de la NAVIDAD.


You Might Also Like

13 comentarios

  1. Hermosa leyenda que no conocía...

    ResponderEliminar
  2. No conocía la historia de San Francisco de Asís, bonita.
    Nos estás ilustrando estas Navidades, Montse.
    Besitos navideños.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito ver el pesebre de mamá aquí ¡¡¡¡¡ Me ha hecho mucha ilusión.
    Me hagustado la historia de San Francisco de Asís y yo como Olga no la conocía.
    Un besazo de tu hermana.

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco conocía la historia. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Buena la historia, recuerdo que cuando era (más) pequeño iba con mi padre un domingo para estas fiestas a coger musgo para el pesebre, actualmente con mis hijos también hago pesebre, pero pongo musgo artificial dados los abusos incotrolados sobre la recogida del mismo.

    un saludo,
    Viatger

    ResponderEliminar
  7. Chicas: Si leeis la Wikipedia no lo describe así, pero de todas las historias que he encontrado, ésta es la que más me ha gustado a mí y me complace que también os haya gustado a todas.

    ResponderEliminar
  8. Hermana, el pesebre de mamá es bello, dulce y sencillo como ella. ¿Recuerdas de pequeñas la que organizábamos para montar aquel belén enorme? ¡Qué hermosos recuerdos!
    Un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Sí, los abusos contra la naturaleza a favor del consumismo es un tema preocupante, y haces muy bien en poner musgo artificial.
    Lo importante es compartir con los hijos estos momentos que nos brindan estas fechas que, al igual que tú ahora recuerdas con cariño, ellos recordarán el día de mañana.
    Quizá ese es el mensaje de la Navidad....
    Un beso Viatger y otro a tus hijos.

    ResponderEliminar
  10. muy bonito toodo... no soy católico pero me gustan ese tipo de relatos.

    ResponderEliminar
  11. Un relato muy bonito Montse y el Belén de tu madre muy sencillo y entrañable.

    ResponderEliminar
  12. Un beso kato, no hace falta ser católico para celebrar un día en el que gran parte del mundo tiene un poco más de amor hacia los demás.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Marise, le diré a mi madre que te ha gustado, estará muy contenta.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.