CIRUELA


Foto: Botanic Serrat (Prunus cerasifera + Prunus domestica)


En mi jardín hay cinco ciruelos, dos de la variedad Prunus cerasifera atropurpurea de la que pudimos ver su hermosa floración en la entrada Ciruelo Rojo, uno de la variedad Prunus domestica, y dos pequeños ciruelos que son el producto de injerto entre ambas variedades. De estos últimos es la primera fotografía, que ya muestra su fruto.

La ciruela, es un fruto carnoso con una única semilla rodeada de un endocarpo (madera suave) leñoso y su pulpa es la parte comestible.

Existen de diversos tamaños, con la pulpa más o menos firme y de color amarillo, blanco, verde o rojo violáceo, dependiendo de la variedad.

Las variedades cultivares más comunes son : Damson, Mirablle, Satsuma, Golden o yellowgage y Greengage. Esta última de color verde pálido y especialmente pulposa llamada “Reina Claudia” o “Claudia” en honor a Claudia de Francia.

Se pueden consumir como fruta de mesa o elaboradas en mermeladas, compotas, almíbares, zumos, jaleas y confituras. También pueden desecarse para obtener la ciruela pasa.

Foto: Botanic Serrat (Prunus cerasifera atropurpurea)


Las ciruelas frescas son unos de los mejores remedios contra el estreñimiento por la cantidad de fibra que contienen. Las ciruelas pasas aún contienen más fibra que las frescas pero debe moderarse su consumo ya que en grandes cantidades favorecen el aumento de peso y la flatulencia.

Ricas en vitamina E, que es un poderoso antioxidante que neutraliza la acción de los radicales libres, y en vitamina A, su consumo ayuda a mantener la piel más joven y previene la aparición de arrugas.

También contiene abundante potasio que elimina líquidos corporales y evita la retención de liquidos.

You May Also Like

6 comentarios

  1. Sé que son una interesante elección, pero no me gustan naaaaaada, jajaja.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué divertido que hayas injertado ambas variedades! ¿Y qué ciruelas te gustan más? Las del Prunus cerasifera de flores blancas parecen cerezas gordas, son monísimas, de ahí que en inglés la llamen Cherry Plum (Ciruelo cereza, o algo así). Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi tampoco me gustan mucho, ni su sabor ni sus efectos secundarios, jeje.
    Muy interesante todo lo que cuentas siempre Montse.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustan muchísimo, Drea, pero no puedo comer muchas porque no me sientan bien.
    ¡Con lo ricas que están!

    ResponderEliminar
  5. Elvira, la ciruela es del injertado y sí que están buenas y dulces, pero son pequeñas como cerezas grandotas(fíjate en el tamaño de las hojas)no como las que solemos encontrar en el mercado. Es que que tiene las flores blanco-rosadas.
    El ciruelo rojo (cerasifera) también da ciruelas pero aún más pequeñas y aunque son comestibles, este prunus pisardi es de jardín, es el que tiene las flores rosas.
    El ciruelo doméstica aún no lo he puesto, es un arbolito pequeño, con unas bonita floración blanca y que ahora ha dado unas ciruelitas verdes del tamaño de una aceituna. ¡Ya te lo mostraré!.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay, a mí sí me gustan, Ramuol!, la mermelada de ciruelas para untar en las tostadas del desayuno es la que más me gusta, pero me pasa como a tí en cuanto a sus efectos secundarios...
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.