Azul y blanco



Este fin de semana mi paseo se ha vestido de colores blanco azulados.

La primavera ya empieza a mostrarse y nos descubre los claros azules del Olivillo y del Romero y el intenso color azul del Alipo.


Foto: Alipo (Globularia alypum)



Foto: Ciruelo (Prunus



Foto: Almendro (Prunus dulcis)

Dos árboles, dos frutos, dos flores blancas que iluminan. El ciruelo y el almendro.

You May Also Like

14 comentarios

  1. Hola Montse,
    se nota que ya despierta la primavera estimulando el ojo fotográfico. Ya te veo arrebatada acercándote a las flores con tu camara, para "pescar" la efímera belleza que nos regalan.

    Que preciosidad el Alipo!!! No recuerdo haberla visto.

    Besos primaverales (aunque creo que mañana vuelven las nevadas)

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero alipoooooo. Me encanta.

    A ver si pillo un buen ciruelo en flor para hacer fotos de cerca, como tú, que de lejos ya tengo.

    Gracias por tus fotos primaverales y besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Montse.
    que belas flores, não conhecia nenhuma das azuis, e também eu adoreio alipo, linda demais .
    que bom quando chega a primavera, tudo renasce, tudo se transforma....
    por cá em breve o outono, inverno, uma e´poca de poucas flores....
    gosto muito mais da primavera.

    beijo

    ResponderEliminar
  4. preciosísimas¡¡¡
    la primera es espectacular¡¡¡
    son lindos los azules, así como tranquilos...
    besos

    ResponderEliminar
  5. Pixel, el color azul intenso del Álipo es precioso pero yo tengo cierta predilección por el leve azul-gris del Olivillo y por su singular forma.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Ofelia, no sabes lo bien que me lo he pasado este fin de semana "persiguiendo" toda flor y toda hoja con mi cámara, jajaja...

    El Álipo es fácil encontrarlo en tierras calcáreas y matorrales secos, no es una planta que se cultive a modo ornamental y aunque es silvestre también brota dentro de mi jardín.

    Ofelia, más que heladas hemos tenido una nevada de impresión. No sé como te habrá ido a tí, pero yo he tenido que dejar el coche tirado!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Elvira, tienes que buscar un ciruelo pequeño, como este que tiene mi altura y poco más, así las flores quedan al alcance de la vista.

    No sé como le habrá sentado esta nevada a las frágiles hojas de ciruelo y del almendro, posiblemente estén por el suelo ¡qué pena!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Rosan, quizá es que sean plantas muy del Mediterráneo y no sean conocidas allá.

    Este invierno ha sido una delicia seguir tu primavera y ver las flores que has mostrado, ahora será primavera aquí y alegraremos tu otoño y tu invierno ¡no hay nada mejor que compartir!

    Un beso, guapa!!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, Gargon, quizá en las fotografías parecen enormes pero todas ellas son flores pequeñas, pero muy bonitas eso sí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Ay, sí, Pilar, la primera es mi favorita! y además casi casi no se ve entre las ramas, queda como camuflada.
    El olivillo florecido, de lejos, apenas se aprecia.
    Y lo cierto que es la naturaleza nos muestra colores para todos los gustos, incluso en los verdes hay numerosas tonalidades ¡y a cual más bonita!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Genial esa serie Montse!! Qué ganas de primavera tenemos yaaa!! Esperemos que este frio y nieves no la retrasen y estropeen!!
    El olivillo y el alipo no los conocía, aunque sus géneros me suenan y conozco alguna especie de ellos...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pues fíjate Ramuol que el sábado hacía un día de sol fantástico, el domingo estuvo nublado y con frío ¡y el lunes la gran nevada! y yo el lunes en la ciudad sufriendo por saber cómo estará el jardín.
    Las flores del ciruelo y del almendro seguramente se habrán caído, las demás espero que no se hayan estropeado demasiado ¡y los cactus con las heladas se pudren!
    Menos mal que hoy ha salido el sol!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.