CORREHUELA




Convolvulus arvensis



Convolvulus es un género de plantas herbáceas de la familia de las Convolvulaceae, del que ya hemos visto dos especies anteriormente, Convolvulus althaeoides y Convolvulus cneorum.

Convolvulus arvensis, nativa de Europa y de la zona templada de Asia, se ha naturalizado cosmopolita. Se conoce comúnmente como Correhuela, corregüela, campanilla, garrotilla, corretjola o corriola(catalán) entre otros muchos.

Es una especie muy variable en cuanto a las dimensiones de las hojas, el color de la corola y el desarrollo del tomento, lo que hace que existan numerosas variedades, entre las que destacan C.arvensis var. Arvensis y C.arvensis var. Linearifolius.

Es una planta perenne herbácea, rastrera y trepadora, de tallos muy ramificados que se extiende de forma radicular.

Hojas de oblongas a ovado-oblongas, con base cordada y sagitada, distribuidas en espiral y con forma terminal como una punta de flecha, pubescentes y pecioladas.





Flores en inflorescencia, de forma acampanada y terminales, con el pedicelo más largo que el cáliz y sépalos de glabros a pelosos, los exteriores elípticos y los interiores orbiculares. La corola es blanca o rosada, con 5 bandas verticales subtriangulares levemente más oscuras.

Fruto en cápsula más larga que el cáliz, conteniendo las semillas granulosas de color pardo.

Se puede encontrar en pastizales, cunetas, campos abandonados o cultivados, en estos últimos causando graves daños por su porte trepador , ser absorbente de nutrientes y difícil de erradicar.
En España abunda en casi toda la Península y en las islas Baleares.

Tiene propiedades medicinales como laxante y purgante.

You May Also Like

16 comentarios

  1. [CORRE]HUELA VE Y DILE trepadora
    en forma de campana terminal,
    con pedicelo, cáliz y los sépalos
    de glabros a pelosos, exteriores
    de elipse e interior orbicular.
    Alcahueta absorbente de nutrientes,
    celestina difícil de eliminar.

    Un beso de un poema tragicómico

    ResponderEliminar
  2. correyvuela,le decíamos cuando éramos pequeños!
    esta campanilla crecía (y crece aún en el conurbano)en los almabrados que delimitaban las vías del tren de las casas linderas.yo tenía una amiga que vivía en una casa lindera a la vía, allí jugábamos con las campanillas:nos poníamos la flor en la nariz y aspirábamos, así teníamos una "nariz de campanilla".(qué juego tan ingenuo...qué pequeños éramos)

    mil besos*

    ResponderEliminar
  3. Enric de tragicómico nada ¡es genial!, me ha gustado mucho.
    Tengo un banco que te va a gustar.... te lo envío por e-mail.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Sí y casi transparentan el cielo!

    Besos, ValGarGon, muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Rayuela, me gusta que hayas contado esas vivencias de la infancia ¡hermosa edad en la que todo es posible!.
    En nuestra memoria hay recuerdos que salen a la luz, al mínimo detalle que nos lo recuerden y que a veces teníamos casi en el olvido.

    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar
  6. La sencillez hecha flor.

    Besitos, Elvira.

    ResponderEliminar
  7. qué lindísima foto¡¡¡
    con tanto trajín en el trabajo y en la casa... tengo mis fotos abandonadas... y tengo muchas ganas de tener tiempo y volver¡¡¡ mientras, disfruto de lo vuestro, aunque no comente a menudo...
    hoy estoy un poquito muerta...de cansancio...
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Pilar, yo estoy deseando que tengas algo más de tiempo para seguir tus entradas en el blog, esos poemas ilustrados que tanto me gustan.

    Primero descansa, recupérate bien y relájate, que eso es lo más importante, ya sabes que las amigas podemos esperar, impacientes claro, pero te esperamos.
    Un besooooooo!

    ResponderEliminar
  9. jejejjeje de pequeña yo las llamaba campanillas! son muy lindas

    ResponderEliminar
  10. Hola InstantaneaS, yo también las llamaba así. Cuando era pequeña el campo para mí solo tenía tres tipos flores, las campanillas, las margaritas y las amapolas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola Montse, estas correhuela me gustan mucho, y siempre llaman mi atención. Es preciosa tu fotografía.

    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  12. Purísimas y ese color cielo limpio de fondo le queda de maravillas, muy bellas...
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Hola Chomp, todas las florecillas silvestres como las campanillas a todos nos han llamado la atención, son esas flores que encontramos en el campo y hemos visto desde niños.

    Gracias a tí, y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Tuqui, cuando el cielo tiene ese azul tan precioso no puedo resistirme y te diré un secreto, alzé a la pobre correhuela para que el fondo tuviera ese bonito azul.
    Me alegro que te guste.

    Mil besos.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.