ABEJAS melíferas

21.2.12





No hace mucho os mostraba a los Abejorros y sus diferencias con las abejas y hoy os presento estas abejas melíferas (Apis mellifera) que he ido capturando en distintas ocasiones.

En la primera puede verse la bolsa que ha formado en una de sus patas, en donde guarda el néctar o el polen de las flores del romero, una planta que abunda en esta zona. No es de extrañar que en las localidades de esta comarca catalana del Vallés Oriental, se elabore una excelente miel de romero.





Apis mellifera se divide en distintos grupos dependiendo de su localización geográfica y yo diría que estas que merodean por mi jardín pertenecen a la especie Apis mellifera mellifera, también llamada abeja negra europea o abeja negra alemana.



Según la Wikipedia, pueden distinguirse de otras subespecies por su cuerpo rechoncho, abundante pelo torácico y abdominal esparcido, de color castaño oscuro que a distancia pueden parecer negruzcas. 
Y también tienen unas venas oscuras en las alas bien visibles.



Puedo estar equivocada, pero a mi me parece que se trata de esta subespecie.



Podéis leer el artículo que escribí sobre las abejas (Apis mellifera).

You Might Also Like

21 comentarios

  1. ¡Las mieles, las abejas dan a flor:
    fructífera ecuación que da la vida!

    Abrazos en los vuelos en abejas

    ResponderEliminar
  2. Que preciosas fotografias Montse,
    y que interesante la explicación
    que nos das.Nunca me habia dado
    cuenta del detalle de las patas.
    En el jardín tenemos una planta
    grande de lavanda y las fotografío
    cuando están libando en las flores..
    La naturaleza es un espectáculo repleto de pequeños e interesantes detalles, y
    es fantástico aprender de los expertos.

    Grácias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Montse bellisimas las fotos, las abejas hacen un trabajo hermoso y muy dulce, no hay nada mas rico que la miel, abrazos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y hacen miel en tu jardín??? Me gustan tus abejas. Besos

    ResponderEliminar
  5. Que simpáticas abejas, tan pequeñas y necesarias, que seria de las plantas sin ellas.

    Muchos saludos.

    atte: Luys.

    ResponderEliminar
  6. Reconozco que me dan un poco de miedito, o respeto, a no ser que tenga un lente tele para sacarles fotos! Y mi admiración por sus admirables tareas :)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Que fotos más bonitas. Me gusta mucho observar las abejas,me relaja.
    Me ha llamado la atención lo de que ese tipo de abeja guarde el polen en una de sus patas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Enric, muy buena tu expresión, yo te propongo otra ecuación matemática:
    Si sumamos la dulzura de la miel y la belleza de las flores, nos daría felicidad y si esa felicidad la multiplicamos por millones, podríamos repartirla a todos para que todo el mundo fuera feliz.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Maria Dolors, no sabría decirte, pero a mi me gusta fijarme en esos pequeños detalles, observar las cosas con atención siempre nos muestra algo de lo que no nos habíamos dado cuenta antes.
    Ahora, cuando veas a las abejas libando lavandas, ta vas a fijar en las patas! jajaja..

    Un beso enorme, guapa.

    ResponderEliminar
  10. Marisol, es verdad que no hay nada más dulce y natural que la miel, eso sin contar que tiene muchísimas propiedades y que está riquísima.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. No, Elvira ¡sólo me faltaba eso, hacer de apicultura! jaja... pero muy cerca si que hay un apicultor y en la Fira de Sant Pons vende miel de romero hecha por él que además suelo comprar.

    Besitos dulces :)

    ResponderEliminar
  12. Sí, Luys, hacen una gran labor esas pequeñinas!!

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Axis, no te negaré que antes (hace años)me daban un poco de susto, pero poco a poco me he ido acostumbrando a tenerlas por el jardín y la verdad es que nunca he tenido ningún problema con ellas ¡no pican ni nada!

    Muchísimos besos :)

    ResponderEliminar
  14. Kissy, yo también las observo mucho y quizá por eso me he fijado en la bolsa que forman en una pata, pero no sé si serán las de esta especie o todas las abejas en general ¡Ahora voy a estar más atenta a ver si me entero!

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  15. Preciosas fotos, que paciencia para captarlas... Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  16. Muy bonitas tus fotos,en mi jardín siempre hay abejas.Ellas saben donde hay gente con manos verdes que siempre tenemos flores y son asiduas .Desde que vivo en esta casa que esta muy cerca del campo todas las flores ,incluso algunas de las que nunca había obtenido semillas son polinizadas.
    Un abrazo Juanjo

    ResponderEliminar
  17. Doris, como siempre ando con la cámara por el jardín es fácil toparme con ellas, lo que ya no es tan fácil es que se estén quietecitas, jaja..

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  18. Tienes razón, Juanjo, son asiduas y saben muy bien en donde pueden encontrar muchas flores ¡qué listas! y además la buena labor que hacen.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Qué fotos Montse!! Jamás había visto esa bolsa para el nectar y me he quedado con la boca abierta, qué bueno!! Además qué bien se ve!!
    Debe estar buenísima la miel de romero... y ser sanísima claro..

    un beso

    ResponderEliminar
  20. ¡Ay, Margó, me alegro mucho que te guste haberlas visto!
    La miel de romero es muy suave de sabor ¡y riquísima!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  21. No sé cómo te atreves a sacar unas fotos tan cercanas a las abejas, yo eso no sería capaz.

    P.D.: A mi me gustaría hacer una foto a un bicho palo y después llevármelo a casa. Una vez vi uno pero como tenía clase no pude llevármelo. Y desde entonces, no he vuelto a ver más. Qué pena, son super simpáticos.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.