ALIGUSTRE DEL JAPON


Ligustrum japonicum

Ligustrum es un género de pequeños árboles o arbustos perteneciente a la familia de las Oleaceae, que comprende unas 40 o 50 especies nativas de Europa, norte de África, Asia y Australasia.

Ligustrum japonicum debe su denominación a Plinio el Viejo, que lo llamó así debido a que sus ramas jóvenes son flexibles y sirven para atar, procedente del  latín “ligare” y por su procedencia, ya que es originario de Japón.

En nombre común es conocido como Aligustre del Japón o Troana.



Es un árbol de porte medio que puede alcanzar los 5 metros de altura, aunque con frecuencia presenta forma arbustiva. Tiene una copa cónica globosa con denso follaje y es de crecimiento rápido.

Hojas perennes, simples, opuestas y enteras, ovaladas y de ápice acuminado, de peciolo corto y nervio central marcado. Son de color verde oscuro y brillante por el haz y de un tono más pálido y opaco por el envés.



Flores hermafroditas agrupadas en racimos terminales, pequeñas y muy numerosas y perfumadas. Cáliz acampanado truncado, corola acampanada con cuatro lóbulos y androceo con dos estambres. Son de color blanquecino o amarillento-verdosas. Florece a principios del verano.

Fruto en pequeñas drupas globosas y jugosas dispuestos en racimo, de color negro-azulado y de forma elíptica irregular. Su sabor es muy amargo y son muy tóxicos. Aparecen al final del verano y permanecen en las ramas hasta finales de otoño.



Su madera, dura y elástica, se utiliza para la fabricación de objetos torneados.

En jardinería se planta en solitario y también para la formación de setos, ya que es muy resistente y admite bien la poda. Es un árbol que tolera la contaminación, por lo que suele estar presente en muchas ciudades como parte del arbolado de calles y parques.

Se adapta a cualquier tipo de suelo, incluso arenosos y es resistente a la salinidad.

Prefiere climas húmedos, pero tolera bien la sequía.

Se multiplica por semillas o por estacas de ramas jóvenes.

You May Also Like

4 comentarios

  1. Que bonitas estas florecitas tan perfectas y
    apiñadas como concentrándose para acumular y expandir el suave perfume que ellas desprenden.
    Magistral la descripción del árbol Montse.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonitas tomas de esta belleza oriental, Montse.
    Siempre es un placer asomarse a tu blog.
    Un saludo con alegría desde Sevilla.

    ResponderEliminar
  3. Además, Maria Dolors, pasar por su lado es sentir el agradable perfume de esas florecillas.

    Un beso enorme, guapa.

    ResponderEliminar
  4. Charrancito, aunque aquí tengamos árboles preciosos, lo cierto es que los de origen oriental tienen un encanto especial.

    Un abrazo grande que llegue hasta la hermosa Sevilla y un beso para tí ;)

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.