EUCALIPTO




Eucalyptus globulus labill

Árbol perennifolio de gran altura, alcanza los 60 m o más, de la familia Myrtaceae (mirtáceas), originario de Australia, Tasmania y zonas costeras de Victoria que se introdujo en Europa a finales del siglo XIX.

Se trata de una especie melífera de crecimiento muy rápido. Tronco retocido y corteza lisa o caediza.

Las hojas, en su etapa juvenil, son grandes, entre ovales y oblongas, de color azul plateado y que toman color verde franco al madurar; ensanchadas y redondeadas en la base, gruesas, coriaceas y cubiertas de una cera blanquecina que también recubre los vástagos. Las hojas adultas son largas, estrechas y curvadas en forma de hoz.

Se emplea como árbol aislado en grandes espacios, plantaciones en carreteras, o como árbol forestal por su madera y la producción de aceite esencial de sus hojas.

Es algo sensible a las sequías prolongadas y es poco resistente al frío intenso.
Prefiere suelos ligeramente ácidos y frescos.

Sus ramas con flor se emplean en floristería.

Flores en forma de urna con los ángulos muy marcados. Las flores, blancas, están formadas por ramilletes de estambres.
Fruto cápsula pétrea de 10-15 mm que se abre de forma apical por 3-5 valvas triangulares.

Se cultiva para la obtención de aceites esenciales para la medicina y sobre todo para producir pasta de papel, aunque también se utiliza en construcción naval y de aperos de labranza.

Sus hojas contienen aceites que destilados se destinan a las industrias químico-farmacéuticas y de confitería. En medicina popular se utilizan las hojas en infusiones y vapores (propiedades balsámicas).


El aceite diluido en uso interno o en vahos posee propiedad expectorante y alivia afecciones de garganta y laringe además de ser una importante acción antiséptica de las vías respiratorias. En esta modalidad se puede combinar tambien con tilo y manzanilla.

Tanto la deccoción de las hojas como el aceite esencial son febrífugos y expulsan parásitos intestinales. Son cicatrizante de heridas y enfermedades de la piel como eszemas en uso externo. Pero debe utilizarse con mucho cuidado con su excesivo consumo. Es preferible consultar su uso interno con personal cualificado.

Sus hojas en infusión ayuda a reducir el azúcar en la sangre ya que se integra en tratamientos para la diabetes. Sin excesos no más de una taza de infusión al día.

You May Also Like

2 comentarios

  1. cuando yo era pequeña, y la calle en la que vivíamos era de tierra (se había loteado una gran estancia), los eucaliptus crecían a lo largo de todas las calles. mi madre usaba sus ramas como decoración, en floreros; y mi padre,en invierno, hervía los "coquitos" en agua para aliviar el resfrío con el vapor. hoy, ya gran ciudad, los eucaliptus sobreviven a la urbanización-
    beso, montse*

    ResponderEliminar
  2. Silvia, en mi caso es al contrario, era mi madre la que había vivido entre eucaliptos y cuando vino a la ciudad compraba hojas en el herbolario para hacernos vapor y curar los resfriados a mí y a mi hermana ¡y me enamoré de su aroma para siempre!
    Es curioso lo hermoso que resulta compartir los recuerdos.

    Mil besos, guapa :)

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.