Diciembre dorado




Es Diciembre, el mes de Navidad, y hasta el jardín parece que lo presiente y se viste con sus mejores galas invernales. Colores dorados y rojos adornan el paisaje, contrastando con el verde de los pinos y el cielo azul.

El jardín se prepara para la llegada del invierno y nos ofrece dos imágenes completamente distintas.

Los árboles de hoja caduca, como el Árbol del amor y el Serbal, pierden sus hojas no sin antes deleitarnos con su dorado colorido.



Frutos del Serbal


Por otro lado, dos arbustos, el Jazmín amarillo y las Margaritas de invierno deslumbran nuestros ojos con sus primeras flores, amarillas como el oro, y así nos recuerdan que un nuevo ciclo está a punto de comenzar.



Euryops pectinatus

Con este capítulo comienzo, retomando el hilo del año pasado, los cuentos, las leyendas, las tradiciones y todo cuanto pueda ser curioso e interesante en estos días de Navidad.

¿Estáis preparados para empezar a desempolvar la Navidad?

You May Also Like

8 comentarios

  1. La caida de las hojas son como un regalo que nos ofrecen los arboles. Gracias e ellas la tierra se encuentra abonada.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonitos colores! La segunda foto me gusta especialmente, Montse, aunque todas son muy bonitas. Besos otoñales

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonito lo que has dicho, Kissy!
    La naturaleza es un ciclo perfecto, es cierto, unas hojas mueren y otras se sustentan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Elvira, me alegra que te guste.
    Las cuatro fotografías están tomadas el sábado pasado que hizo un día con sol tenue precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Montse que maravilla nos regala la naturaleza ¿verdad? ,preciosas imágenes y hermosas palabras.
    Gracias por ese premio que me lo llevo ahora mismo para lucirlo.
    Te mando un fuerte abrazo , me ha hecho mucha ilusión tu visita.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Mª del Carmen, yo estoy muy contenta de que puedas lucir ese premio junto con todos los que tienes ¡que son muchos y bien merecidos!.

    La naturaleza misma ya es un regalo.

    Besos.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.