TURRON : Almendras y miel


Foto: Turrones Chimo



Si hay un dulce exquisito tradicionalmente vinculado a las fiestas de Navidad y que no debe faltar en la mesa en estas celebraciones, es el turrón. Se elabora básicamente con almendras y miel, dos productos mediterráneos por excelencia, además de clara de huevo y azúcar.
Con estos ingredientes se elabora el turrón blando de Jijona y el duro de Alicante, ambos con denominación de origen. La almendra que se utiliza es la variedad "marcona" que es de excelente calidad y la miel de romero o de azahar.

Además de estos dos turrones clásicos existen numerosas variedades y para todos los gustos, incluso "sin azúcar", y por supuesto, el más deseado por los niños, el de chocolate.
Pero todo esto ya lo sabemos... lo que no sabemos es su historia y algunas leyendas que circulan sobre el primer turrón, porque el caso es que el origen del turrón no está claro.

Ya en época de los griegos, se habla de un dulce, una mezcla de frutos secos y miel que se servía a los deportistas griegos para participar en las Olimpíadas por su gran valor energético. Y también a quien lo atribuye a la cocina judía, que tiene un postre muy parecido elaborado con nueces y miel.
Pero serían los árabes los que probablemente introdujeran este dulce en España e Italia, como reconoce el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas del Turrón de Jijona y Alicante, dado que hay una referencia sobre un dulce muy parecido en el libro de "Las mil y una noches".
En Italia se dice que el "torrone" o turrón proviene de la ciudad de Cremona, haciendo referencia a un postre similar y en forma de torreón, de lo que proviene el nombre, que se sirvió en las bodas de Francesco Sforza y Bianca Maria Visconti en el año 1441, sin embargo la primera documentación escrita sobre el turrón de Cremona data del año 1543.

En España, la primera mención sobre el turrón está en la obra "Los lacayos ladrones" de Lope de Rueda, publicada en 1541. Posteriormente, existe un documento fechado en 1582 en donde el municipio de Alicante habla sobre la costumbre del pago de salarios en arrobas de turrón en las fiestas de Navidad, por lo que su existencia debía de ser anterior a esa fecha.
Hay datos que constatan que antes del siglo XIV ya existía el turrón en la villa de Sexona (Jijona actual). Francisco Martinez Montiño, cocinero mayor del Rey Felipe II, en su libro "Conduchos de Navidad" en 1584, afirma que "todas las casas de Jijona huelen a miel porque en todas ellas se fabrica turrón" e incluye ese delicioso postre en las recetas de Navidad para la corte, de lo que deriva la costumbre de consumirlo en estas fiestas.

Otra leyenda cuenta que en Barcelona, durante la epidemia de peste que asoló la ciudad en 1703, se realizó un concurso de pasteleros para elaborar un postre y que dicho concurso fué ganado por Pau Turrons, "tiene una semejanza a un pedazo de piedra de granito y está hecho con miel, avellanas y piñones" y cuyo nombre se le atribuye. En la población de Agramunt (Lérida) se sigue esta receta y con ella se produce el famoso turrón de Agramunt hecho a base de avellanas.

Aunque está demostrado que el origen del turrón no puede situarse en Jijona con exactitud, si se puede decir que a finales del siglo XVI no solamente lo fabricaban, sino que lo comercializaban y a partir del siglo XIX empezaron a darlo a conocer por todo el mundo y que este postre estrella de nuestras fiestas se lo debemos a las manos artesanas de los jijoneses.

Y como agradecimiento a todos los artesanos levantinos que han endulzado y seguirán endulzando nuestras Navidades, os muestro como ejemplo a una empresa artesana, de Valencia, Turrones Chimo, regentada por Merche, joven empresaria que desciende de una familia que se ha dedicado a la elaboración de turrón desde hace cuatro generaciones y de donde he obtenido la fotografía del inicio.

You May Also Like

8 comentarios

  1. El turrón de Agramunt es mi favorito desde niña, pero hoy en día no le ponen piñones, y la masa que "une" las avellanas no es tan blanca como la del turrón de alicante, es un poco beige, más del color de la miel. Todos son muy ricos para mi gusto excepto el de mazapán... nunca me ha gustado.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues he probado el turrón y es riquísimo, pero supongo ustedes lo comen fresquecito, recién hecho y tienen de donde escoger, aquí sólo lo que nos llega.
    Saludos Montse, que pases muy Feliz Navidad y el Año Nuevo te traiga mucho Amor y Prosperidad!!

    Muchos besos y abrazos

    ResponderEliminar
  3. Elvira, el color más oscurito debe ser porque las avellanas son más oscuras que las almendras.
    Yo tengo un problema...¡me gustan todos!

    Te deseo todo lo mejor para estas fiestas ¡Bon Nadal!

    ResponderEliminar
  4. Gaviota, es estupendo que lo hayas probado y no me extraña que te guste ¡está muy bueno!

    Igualmente, te deseo unas felices fiestas de Navidad y un feliz Año Nuevo lleno de amor.
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  5. hola montse:
    mira que soy despistada ;(
    que no conocía yo aún tu blog, con lo que me gusta..., me hago fan yaaaaaa¡¡¡ y me pongo a revisarlo entero...
    saludos
    Pilar

    ResponderEliminar
  6. Montse ,
    Un puñado de turrón bastará para la Navidad, pero un puñado de tu amistad alimentará de por vida!
    Gracias por tu amistad guapa!!!
    ¡FELICES FIESTAS!!!
    Mª del Carmen y Carlos

    ResponderEliminar
  7. Hola Pilar!!!
    Me alegro muchísimo que te des una vueltecita por mi jardín, que ahora está de fiestas navideñas y, por supuesto, que te hagas fan, jeje...

    ¡Felices Navidades!

    ResponderEliminar
  8. Mª del Carmen, que frase tan bonita me has dedicado, muchas gracias.
    Tu amistad es un dulce y tú también desprendes cariño por doquier.
    Carlos y tú formáis una pareja encantadora.
    ¡Felices Navidades a los dos!
    y un beso gordooooo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.