NISPERO

2.2.10




Eriobotrya japonica


El nísperero del Japón, es un árbol de la familia de las Rosaceae, originario del Sudeste de China que llegó primero a Japón y posteriormente a Europa en el siglo XVIII como árbol ornamental y un siglo después se empezó a consumir por sus frutos en todo el Mediterráneo en zonas de cultivo de cítricos, sustituyendo al níspero europeo (Mespilus germanica).

Arbol perenne de copa redondeada y tronco muy corto de corteza gris fisurada que ramifica a poca altura y que puede alcanzar los 10 metros de altura, aunque mayoritariamente no supera los 3 o 4 metros.

Hojas perennifolias coriáceas, largas y grandes, lancoeladas y extremadamente pilosas con los márgenes serrados, verde oscuras por el haz y nerviaciones prominentes.

Flores agrupadas en panículas, muy numerosas, blancas y con olor a heliotropo. Las panículas son pilosas y se encuentran rodeadas por una hoja en forma de penacho al final del ramo fructífero. A pesar de ser muy numerosas, se produce un aclareo natural por lo que no todas acaban de cuajar. Florece en otoño e invierno y los frutos aparecen antes de primavera.





Frutos agrupados, de forma ovoide, de 3 a 5 cms de longitud, con una cutícula lisa o pilosa de color amarillo-anaranjado, pulpa carnosa y semidulce, que conserva el cáliz rodeando una depresión apical a modo de ombligo y con 2 o 4 semillas pardas.

El fruto se consume fresco y dada la consistencia de su pulpa es ideal para tartas, pudings, jales y en almíbar. Sus componentes, algo similares a la manzana, tiene altos contenidos de ácido, azúcar y pectina.
Conviene aclarar que este fruto, que conocemos como níspero, en realidad tiene el nombre de Biwa en japonés.
El níspero es el fruto del Mespilus germanica, que es un árbol de hoja caduca, europeo y que consiste en una fruta de color castaño, redondo, del tamaño de una ciruela, con la pulpa dulce pero poco jugosa y que difícilmente se encuentra en el mercado.






Es posiblemente la facilidad del cultivo del níspero japonés y la jugosidad del fruto lo que ha supuesto que desde el siglo XIX se extendiera su cultivo, siendo más intensivo a partir del siglo XX y a implantarse las variedades (Algerie, Tanaka, Golden Nugget) que conocemos para su consumo.
Destaca su cultivo en España, y más concretamente en Callosa d’en Sarrià (Alicante) en donde tienen variedades con denominación de origen desde 1992.

De fácil cultivo, como planta ornamental hay que destacar su presencia en parques y jardines por su aporte decorativo cromático en contrate con otras especies y sombra permanente. Su inusual floración otoñal para ser un árbol frutal, también le dan un valor ornamental importante.

Se multiplica por semillas o por esquejes.

Requiere riego moderado y poda mínima, se adapta a cualquier tipo de suelos y es resistente a temperaturas moderadamente frías en invierno.

You Might Also Like

10 comentarios

  1. Mmmm... Montse, qué ricos están los nísperos. Yo estoy esperando que el mío dé fruto un día de estos (todavía es pequeño)

    ResponderEliminar
  2. En la zona centro es un auténtico regalo el perfume de sus flores al entrar noviembre. No me extraña que sean capaces de abrirse paso entre el frío ¡con ese abrigo de felpa que llevan puesto!.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Y mira que son raras las flores, ¿verdad? Por la época en que florecen y por el aspecto, con su abrigo de felpa, como dice Francisco Javier. Pero te han quedado muy bien los macros.

    En lo que no me había fijado es en su olor, y mira que tengo buen olfato.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. super completo, Montse¡¡
    no sabía que fuera introducido en España tan tardíamente...
    las fotos muy chulas, aunque no es el níspero uno de mis preferidos, tiene unas hojas muy ásperas ¿no?
    un besote

    ResponderEliminar
  5. Morgana, no tardará en darte nísperos. La fotografía última de la flor es de un ejemplar bastante pequeño, tendrá metro y medio y ya ha empezado a florecer ¡ya te contaré si me da frutos!.
    Cuando están maduros son riquísimos!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Frco.Javier, es curioso que sea un árbol frutal que tenga floración en otoño-invierno ¡igual es verdad que es ppor estar muy abrigado!!!, no lo había pensado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Algo raras sí que son, Elvira, pero en invierno se agradecen todas las flores mucho más.
    Yo tampoco creo que tengan un olor muy acusado, algo huelen, pero poco, por lo menos los que yo tengo.
    ¡Y gracias por lo de las fotos, guapa!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Pilar, al parecer su cultivo en España y en Europa no est tan reciente como pensábamos ¡yo también me sorprendí al saber este dato, es curioso!
    Las hojas son algo asperas y vellosas, no en exceso, y son unas hojas que me gustan mucho por las nerviaciones que tienen tan marcadas.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué maravilla! no conocía la historia del níspero japonés y yo que sueño con tener un buen jardín algún día... me lo apunto para el futuro :) Preciosas fotos, por cierto.

    ResponderEliminar
  10. como hago para cultivar un nispero a partir de un esqueje mi mail es ivyvall@hotamil.com.ar

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.