VIOLETA, la flor medicinal y comestible.


La violeta no es la única flor medicinal y comestible, pero estos días asoman, de forma espontánea, en un rincón de Botànic Serrat las primeras violetas y me he acordado, después de que Mónica de "Guia de Jardín" nos hablara de los caramelos de violeta que tanto le gustan, de que había comido estas flores ¡y están muy ricas!

Viola odorata, L. es una planta perenne rizomatosa del género viola y de la familia de las Violaceace, originaria de Europa y distribuída por todo el mundo.

Se conoce comúnmente violeta de jardín, o violeta de olor, el epíteto "odorata" hace referencia a su intenso perfume y se diferencia de las demás especies de violetas porque se expande mediante estolones y puede formar cobertura en lugares sombreados. 


Tiene propiedades medicinales como diurética y depurativa, sirve como laxante, ayuda en los problemas del aparato respiratorio y mitiga los dolores de cabeza, además de poseer propiedades antiinflamatorias. Se utiliza en jarabes e infusiones principalmente.


Se emplea en perfumería, por su singular fragancia, para la elaboración de aceites esenciales que dan aroma a todo tipo de perfumes, colonias, jabones y cremas. 

Sus flores y sus hojas son comestibles. 
Las hojas, sobre todo las tiernas, porque las viejas son algo amargas, se utilizan en ensaladas y en sopas y cremas.
Las flores, además de los mucílagos, un tipo de fibra soluble, que contienen lo mismo que las hojas, aportan un toque exótico a cualquier plato. Tienen un agradable sabor, con un punto amargo suave que a mi particularmente me gusta.
En la industria alimentaría se utiliza como aromatizante en la elaboración de helados, confitería y repostería.


Y aquí está la foto que le hice al helado de violetas tan rico que probé hace tiempo en una cena con mis amigas ¡uf, lo que me ha costado dar con esta foto!
El helado, espolvoreado con coco rallado, estaba decorado con violeta, pensamientos y una figura de chocolate.

You May Also Like

12 comentarios

  1. Una flor a la que no le hace falta ser ni medicinal ni comestible para ser admirada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Joaquín.
      Muchos besos!!

      Eliminar
  2. Hola, Montse.

    Gran disparo.
    El mejor cumplido

    Saludo y abrazo, de Japón, ruma❃

    ResponderEliminar
  3. Los admiras en tu jardín, los estoy esperando en mi jardín. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seuro que pronto aparecerán, Giga, la primavera ya está cerca.
      Muchos besos!!

      Eliminar
  4. Amo las violetas desde pequeña y de eso hace muchos años (jajajaja)las había en todas partes ahora casi no se ven,abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, cada vez se ven menos las violetas. Me gusta que te hayan traído buenos recuerdos.
      Muchos besos, Fiaris!!

      Eliminar
    2. Son preciosas, me encantan. Besos .

      Eliminar
  5. Me encantan las Violetas, aquí aún no hay. Y te diré que cuando me casé el 8 de Marzo quise llevar un ramito de Violetas y como no había lo lleve de Orquídeas, no me gustaba y con razón, me duró el matrimonio un suspiro, perdona el rollo jajajajajaa, es que se me vino a la cabeza. Un besin muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, un ramito de violetas, como la canción, qué bonito! Tiene gracia, Lola, porque yo también llevaba orquídeas en mi boda, estarían de moda, jaja.
      Mil besinos.

      Eliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.