JARDÍ BOTÀNIC DE BARCELONA

by - 15.5.21


He visitado el Jardí Botánic de Barcelona y estoy contenta de haber visto la gran colección de plantas originarias de todos los continentes que tienen en común el compartir el clima, el mediterráneo, que es el mismo que tiene la ciudad de Barcelona.
En la foto vemos el espacio del hotel de insectos, un elemento que complementa el objetivo del Jardí Botànic de Barcelona, que es el estudio, conservación y difusión de la biodiversidad vegetal, con asesoramiento científico, custodia de un banco de germoplasma, intercambio de semillas con instituciones especializadas y atención de consultas bibliográficas y taxonómicas.

Foto: OAB Office of Architecture in Barcelona

En una superficie de 14 hectáreas, el Jardí Botànic de Barcelona cultiva vegetación mediterránea, considerada como una de las más ricas en diversidad de especies. Se calcula que sólo el 1,7% de la superficie emergida de la Tierra tiene este clima y que la flora de este clima tiene el 20% aprox. de las plantas conocidas, además de numerosas especies endémicas.

El clima mediterráneo se caracteriza por veranos calurosos e inviernos templados en donde las lluvias se concentran en primavera y otoño. Además de los países que envuelven en mar Mediterráneo, este clima también se encuentra en otras zonas, del hemisferio norte y sur, situadas entre los 30º y 40º de altitud y que son California, la zona central de Chile, la zona meridional de Sudáfrica y el sur y sur-oeste del continente australiano.

Foto: JBB

Plano que indica la situación dentro del Jardí Botánic de Barcelona, de la vegetación de las distintas zonas geográficas.
La entrada, abajo a la derecha, nos lleva en primer lugar a ver la vegetación de Australia.



Callistemon pallidus, es el Limpiatubos de limón, una especie nativa del este de Australia.



Allí se conoce como "Lemon bottlebrush"












Encephalartos altensteinii, la cica espinosa, una especie de la familia Zamiaceae, de las zonas costeras húmedas de Sudáfrica de crecimiento extremadamente lento.




En el cartel del nombre indicaba que esta especie está en peligro de extinción. 

El polen del Callistemon se depositó en el objetivo de la cámara, de ahí que estas fotos quedaran con una neblina extraña.



Macrozamia moorei es una especie de cica perteneciente a la familia Zamiaceae. Es originaria de Queensland (Australia).



De apariencia similar a las palmeras, las Cycas son una familia monotípica, es decir, que tiene sólo un género, de gimnospermas del orden Cycadales. Este género, Cycas, contiene un centenar de especies, nativas de AsiaÁfrica y Oceanía, desde el archipiélago de Japón hasta Australia, de las cuales la más conocida es Cycas revoluta, la "cica", o "palma del sagú".

You May Also Like

10 comentarios

  1. Interesante visita amiga Montse. Últimamente en los viveros profesionales suelen traer precisamente muchas plantas de Australia, Chile, California y Sudáfrica precisamente por la gran adaptación y desarrollo en nuestro clima Mediterráneo. Se adaptan todas ellas de maravilla, de ahí que, sea peligroso descuidar nuestras plantas autóctonas.
    Un fuerte abrazo estimada amiga y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Juan, comparto tu opinión de que aunque las especies nativas de esas zonas de clima mediterráneo son preciosas y se adaptan muy bien, no debemos descuidar nuestras plantas autóctonas, más bien al contrario, debemos amarlas y cuidarlas.
      Muchos besos.

      Eliminar
  2. ¡ Que bonito ! me encantaría verlo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que teniéndolo tan cerca lo he visitado muy poco.
      Muchos besos, Teresa.

      Eliminar
  3. Hermoso todo,tengo en mi jardín un calistemo blanco y uno rojo,abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiaris, yo tuve un Callistemon rojo, que es bastante habitual verlo, blanco creo que sólo lo he visto un par de veces, pero este de color amarillo es una preciosidad.
      Mil besos.

      Eliminar
  4. Sólo he tenido la oportunidad de visitar dos jardines botánicos, y uno de ellos pequeñito, y en ambos casos he solido muy satisfecho, y asombrado de la poca gente que visita estos lugares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, la visita a los jardines botánicos no es un punto esencial que se suele visitar a no ser que tengas mucho interés y exceptuando el de Madrid que creo que sí tiene mucho renombre y es muy visitado. Yo he estado en Madrid varias veces y aún no he ido a ver su Jardín Botánico ¡imperdonable!
      Muchos besos.

      Eliminar
  5. Qué preciosidad de lugar, Montse. Aquí en Valencia tenemos uno, no muy grande, pero también maravilloso. En estas fechas es un placer visitar esos espacios de conservación natural.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, Mónica y me alegro que pienses también que visitar estos jardines es un placer, se disfruta de ver una serie de especies interesantes y en un entorno ideal. No he estado en el Botánico de Valencia, pero lo tengo en mi lista y por fotos que he visto es maravilloso.
      Muchos besitos.

      Eliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.