Las siete diferencias



Foto: Agave americana variegata


Foto: Aloe maculata o saponaria


No, no se trata del pasatiempos ese que consiste en encontrar diferencias entre dos dibujos que a simple vista parecen iguales... Estas dos suculentas no son iguales, pero tienen siete diferencias.

Hace unos días, en unos comentarios en el blog de Elvira (Flores y Palabras) se habló de lo difícil que resulta diferenciar los Aloes de los Agaves y he pensado que sería buena idea tener unos apuntes básicos para que eso resulte algo más sencillo.

Y así, como si se tratara de un juego, he localizado las siete diferencias entre los ALOES y los AGAVES.

1.- LA FAMILIA
Los ALOES son de la familia de las Asphodelaceae.
Los AGAVES son de la familia de las Agavaceae.


2.- EL ORIGEN
Los ALOES son originarios de África y los AGAVES de México.


3.- EL TAMAÑO
Los ALOES, son más o menos grandes alcanzando hasta 5 metros de altura.
Los AGAVES adultos son enormes y pueden llegar a alcanzar mucho más.

4.- EL CRECIMIENTO
Los ALOES crecen en rosetas o en tallo, los AGAVES no tienen tallo, crecen en rosetas basales y su crecimiento es mucho más lento.

5.- LAS HOJAS
Las hojas de los ALOES son tan anchas como largas, carnosas con una cutícula delgada, y de las que al cortarlas tienen una sustancia gelatinosa.
Las hojas de los AGAVES son más largas que anchas, con una cutícula más fuerte, sus hojas no se rompen fácilmente y en parecen unidas por hebras.

6.- LAS ESPINAS
Los ALOES tienen espinas en los bordes de las hojas y en la punta.
Las espinas de los AGAVES son mucho más fuertes, más grandes y más afiladas, especialmente la espina del ápice que es como una aguja.

7.- LAS FLORES
Los ALOES tienen inflorescencias tubulares que emanan de un tallo.
Los AGAVES florecen una sola vez, cuando alcanzan la madurez y después mueren.

Para mí ha sido muy enriquecedor hacer este juego y me ha servido para conocer un poco más sobre estas plantas suculentas que adornan muchos jardines y parques.

You May Also Like

13 comentarios

  1. Muy bien explicado todo, perfecto!

    Bsos,

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado. La espina de la punta de la pita (ágave) pincha muchísimo, es agresiva. :(

    Se ven muy sanos y lustrosos los de tu jardín. Están contentos en tu compañía. Besos

    ResponderEliminar
  3. Muy instructiva e interesante esta entrada, yo no tengo ni idea de estas plantas y creo que esto me va a servir de ayuda. Muchas gracias Montse!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. De momento no me lío, que aún estoy aprendiendo de las crasas y a ver que pasa con las mías,jeje

    Ya haré un post sobre ellas y ya me dirás algo.

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. Drea, ¡pero si es la mar de divertido!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Khenai, aunque yo no tengo ni la mitad de gracia que tienes tú cuando explicas sobre tus lithops.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Elvira, pinchan muchísimo y por eso para poder arreglar un poco a su alrededor a veces les cortamos el ápice, que visto de cerca impresiona.

    ¿Has visto que hay Vinca y Romero entre los Aloe maculata?, es que resulta también peligroso acercarse a ellos, así que los dejamos, debe de ser por eso que están a gusto ¡están libres!

    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  8. Ramuol, me alegra saber que puede servirte de ayuda, ya también he aprendido mucho al hacer este post.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Ana, estaré pendiente de ese post!!!
    No sé si miraste el blog de Viatger, Cactus y suculentas, en el que puedes encontrar información sobre las crasas.
    Te dejo el enlace:
    http://cactusycrasas-viatger.blogspot.com/2009/06/unos-consejos-sobre-crasas.html
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Héctor, me satisface que te haya gustado a mí me encantó hacer esta entrada muchísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.