Me llamo Montse y Botànic Serrat es mi xerojardín. Está situado en la comarca del Vallés Oriental, provincia de Barcelona, un jardín compuesto de árboles y plantas de la zona, cactáceas y flores ornamentales.

Pero hay mucho más... Entra, lee, mira, juega y descubre la botánica de una manera sencilla, las leyendas de las plantas, su historia y otras curiosidades.

CARDO NEGRO



Carduus nigrescens Vill.

Carduus es un género de cardos que pertenece a la familia de las Asteraceae, es originario de Europa, Asia y África, introducido en Australia y América y lo comprenden más de 900 especies de las cuales sólo 127 están aceptadas.


 Carduus nigrescens Vill, conocido comúnmente como cardo nigrescente o cardo negro, es un cardo anual o bienal que puede alcanzar un metro de altura.


 Tiene los tallos alados, bastante ramificados en la parte superior y hojas oblongas y densamente cubiertas de espinas.

 Inflorescencia en capítulos solitarios en el ápice del tallo, con brácteas lineal-lanceoladas largas y visiblemente curvadas a menudo del mismo color púrpura que las flores.
Florece de Abril a Julio.

 Se encuentra en bordes de caminos, cunetas y tierras removidas de terrenos llanos.

SERBAS Frutos del Serbal

 En estos días el Serbal  común (Sorbus domestica L.) está cargado de frutos, las serbas.

Hace unos años, cuando las mostré en el blog, se produjo alguna confusión entre estos frutos  y las acerolas que hoy me gustaría aclarar ya que desde entonces he ido recibiendo distintos comentarios al respecto. Dichos comentarios aportaron una información muy interesante, que aprovecho para darles mi agradecimiento y que ahora me permite hacer esta especie de resumen entre unos frutos y otros.


 En Botánic Serrat tenemos tres ejemplares de Serbal común (Sorbus domestica L.) que produce serbas, unos pequeños frutos parecidos a pequeñas manzanas que primero son de color verde y que van tornándose del amarillo al anaranjado-rojizo. Caen al suelo y allí fermentan, que no maduran.  No son comestibles, al menos el crudo, ni siquiera estando maduras, pero pueden utilizarse para hacer mermelada o compota.


 El Azarolo o Serbal de los cazadores (Sorbus aucaparia L.) también produce unos pomos similares que aunque más blandos y jugosos que las serbas no se consumen más que haciendo mermelada y compota o bien dejándolos secar como los orejones y que después sirven de acompañamiento en guisos de cordero o caza.

El Acerolo (Crataegus azarolus L.) es el árbol que produce las acerolas, unos frutos globosos rojo-amarillentos y de pulpa carnosa que sí son comestibles cuando están muy maduros y presentan un color granate oscuro, aunque tienen un gusto algo agridulce.

También el Azofaifo (Ziziphus zizyphus o Ziziphus jujuba) produce unos frutos, la azufaifa, del tamaño de aceitunas y muy similares a las serbas y a las acerolas, muy sabrosos, ricos en azúcares y vitamina C que se consumen en otoño.


 El hecho de que se denominen acerolas o serbas a todos estos frutos otoñales de distintas especies y la similitud de los mismos posiblemente sea lo que da pie a este tipo de confusiones.


Todas las fotografías son del Serbal (Sorbus domestica L.) y siguiendo el enlace encontraréis más información.

Sinuosidad

 La sinuosidad es la cualidad de las formas onduladas o curvas.

 Me gusta observar esa cualidad en algunas flores, como estas margaritas del cabo o dimorphotecas (Osteospermum fruticosum) cuando empiezan a abrir sus brácteas blancas y púrpuras.




Un baile de formas y color que son parte de esa otra manera de ver la naturaleza.

Y que estoy segura de que os gusta tanto como a mí!

HIEDRA CANARIA en flor

 La hiedra canaria (Hedera canariensis, Willd.) que tiene unas bonitas hojas variegadas, ahora está en flor. He hablado de ella en otras ocasiones, de su porte, de sus frutos, incluso de las curiosas raíces aéreas, pero no de sus flores, que es lo que os muestro hoy.

 Las flores son pequeñas, de color verde-amarillento, están dispuestas en umbelas globulares simples formando un corimbo.
A ellas acuden las abejas y otros insectos en busca del néctar otoñal.

 Aquí vemos un detalle de los estambres filamentosos de color verde y las anteras.


Podéis leer más sobre esta Hiedra canaria (Hedera canariensis, Willd.)

CASIA

 En mi escapada a Lanzarote encontré esta planta ornamental, la Casia, para incluirla dentro de mi apartado de "Plantas Amigas" ¡vamos a conocer algo sobre ella!

Senna didymobotrya

El género Senna, pertenece a la familia Fabaceae, subfamilia Caesalpinioideae, que consta de algo más de 250 especies.


Senna didymobotrya es originaria de África tropical, se ha naturalizado en otras zonas también de clima tropical y se cultiva como plata ornamental. Se conoce con el sinónimo de Cassia didymobotrya y con el nombre común de África Senna, Palomitas senna o mantequilla de maní cassia, árbol candelabro, abejón o Casia.


 Es un arbusto perenne, aromático y pubescente de crecimiento rápido, que puede llegar a alcanzar los 5 metros de altura.

Hojas pinnadas, alternas y lobuladas de hasta medio metro de largas, con varios pares de foliolos lanceolados.

 Inflorescencia en espigas erguidas con flores de color amarillo brillante, pentámeras, y brácteas de color marrón-verde oscuro o negras,  pétalos cóncavos y diez estambres, siete fértiles y tres estaminodios, algunos de ellos con anteras de casi un centímetro de largo.
Florece desde finales de invierno hasta el verano.

 Fruto en legumbre plana cuya vaina mide hasta 12 cms de largo y semillas de frijol.
Este frijol en algunas culturas de Kenya lo utilizan para reparar un tipo de leche agria muy tradicional en celebraciones festivas, lo que pone en duda la toxicidad de esta planta así calificada.

El olor que desprende recuerda al olor de la mantequilla de maíz o al de las palomitas tostadas, por eso en inglés se conoce como "Popcorn-Cassia".


Se debe plantar a pleno sol en suelos fértiles y ligeramente ácidos y resguardar del frío intenso del invierno y del viento.
Requiere riego moderado y una poda de mantenimiento al año.
Se multiplica por esquejes o por semillas.

MARIPOSA BLANCA DE LA COL

 Ya os había hablado de esta mariposa, llamada Pieris brassicae y conocida como la mariposa de la col o blanca de la col, muy habitual en los jardines y que estos días aún se la puede ver.


 He tomado estas fotos a cierta distancia y luego las he ampliado por eso se ven poco nítidas, mientras revoloteaba por las flores de la Lantana (Lantana camara) que ahora está en plena floración.




Clicando sobre los nombres podéis encontrar más información, tanto de la mariposa como de la flor.
¡Feliz domingo!

FRASE 84

Foto Botànic Serrat : Oxalis latifolia





Si mirar con limpieza es llenar el mundo de honradez,
dibujar los sueños es llenarlo de esperanza.

Paul Klee

Frutos plumosos de CLEMATIDE

 Clematide (Clematis vitalba) es una planta silvestre trepadora que en verano presenta sus frutos en estas curiosas formas plumosas.


 Son aquenios poco comprimidos y pubescentes que se prolongan con un estilo plumoso.

 Le llaman la Hierba de los pordioseros porque antiguamente los mendigos se frotaban con sus hojas, que son altamente irritantes, para hacerse llagas con las que inspirar lástima y recibir una limosna de mayor cuantía.

 Otra de esas pequeñas maravillas con las que la naturaleza nos sorprende.


* Ver más información de Clematide (Clematis vitalba)

ECHEVERIA PERLA DE NUREMBERG

 Mis amigos Nuria y Josep Lluís me han regalado esta Echeveria Perla de Nuremberg ¡muchas gracias, estoy muy contenta de tener una especie nueva en mi jardín!

Echeveria Perla de Nuremberg

El género Echeveria, nativo de México hasta el noroeste de Sudamérica, consta de 393 especies y pertenece a la extensa familia de Crassulaceae, siendo uno de los géneros más conocidos de plantas suculentas.

El género debe su nombre en honor al botánico mexicano Atanasio Echeverrñia y Godoy.


La especie tipo es la Echeveria coccínea, pero existen numerosos híbridos, como es el caso de esta Echeveria Perla de Nuremberg resultado del cruce entre Echeveria gibbiflora metallica y Echeveria elegans.


 Esta planta suculenta presenta unas hojas carnosas de porte pequeño que forma una roseta en espiral. Su color es verde-violáceo, pero aumenta de intensidad violeta cuanta más exposición solar tenga.

Flores en inflorescencia en racimo de color blanquecino a rosado. Florece en verano, cuando la planta ya tiene varios años.


Plantar al sol, ya que es muy resistente a la sequía y regar con moderación procurando que tenga un buen drenaje.

Aunque tiende a expandirse es ideal para cultivar en maceta, dado que su crecimiento es lento. Se utiliza en jardines de rocalla y para cubrir pequeñas superficies.

Se multiplica por esquejes muy fácilmente, como los sedums y las siemprevivas.

ROSAS Amarillas

 Dicen que las rosas amarillas son las rosas de la amistad, las rojas del amor y la pasión, las blancas de la pureza y las de color rosa admiración y simpatía. También he leído que depende del número de rosas que se regalen, hay un significado ¡qué cosas! pero no sé hasta que punto hay una explicación científica para eso, aunque creo en la cromoterapia y en la influencia emocional que nos puede ofrecer un color determinado.
Me pregunto ¿por qué nos gusta más un color que otro? y la respuesta la sabemos todos

Hoy, con estas rosas amarillas (Rosa hybrida Madame Meilland) quiero felicitar a dos amigas blogueras que hoy celebran su santo, con todo mi cariño, admiración y simpatía.

Pilar Vidal (Sentir con las Flores de Bach) muchísimas felicidades y que pases un día maravilloso con tu familia!

 Pilar de La Sierra de Córdoba en Cabriñana, muchísimas felicidades y disfruta de tus hijos que son el mayor regalo!




Y por supuesto ¡feliz día a todas las que se llamen Pilar!

HERRERILLO CAPUCHINO

 Este pequeño pajarillo es uno de los que suelen estar en Botànic Serrat. Para él y para otros tenemos, en un rinconcito discreto, un cuenco con agua y otro con migas de pan, aunque algunos prefieren las bayas rojas del Cotoneaster o del Espino de fuego e incluso los madroños para alimentarse.

Se llama Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus), es de la familia Paridae y es una especie muy común en los bosques de coníferas del centro y norte de Europa y en los bosques de hoja caduca de Francia y de la Península Ibérica.


Tiene una cresta de punta curvada por la que es reconocible con facilidad, blanca grisácea con rayas negras,
un plumaje distintivo de collar negro, abdomen blanco y dorso marrón y un canto también bastante característico que parece que está hablando.

No migra, es residente y suele anidar en los huecos de los árboles, alimentándose de lo que cae a las raíces y también de insectos y orugas.

Dicen que están bastante acostumbrados a los humanos, pero a mí me cuesta mucho fotografiarlos porque si me acerco se van al mínimo movimiento, así que los he captado a distancia.

OMBÚ el árbol de la bella sombra

 Cuando visité el Parque Cervantes en Barcelona me quedé maravillada al contemplar este ejemplar de Ombú o bellasombra, aunque no es el único que hay en la ciudad.

Phytolacca dioica

El género Phytolacca es uno de los cerca de 18 géneros que comprenden la familia Phytolaccaceae de especies distribuídas principalmente en las regiones tropicales y subtropicales de América.

Phytolacca dioica, es un árbol nativo de la Pampa Argentina, Uruguay, Brasil y Perú que llegó a Europa de la mano de Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, que plantó varios ejemplares en Sevilla.


Su nombre proviene del griego “phyton” que significa planta y “lacca” aludiendo al color carmín del jugo de los frutos de algunas de sus especies. El epíteto dioica hace referencia a la presencia de flores femeninas y flores masculinas.

 Su gran porte, de hasta 20 metros de altura, su tronco grueso, copa amplia y enormes raíces visibles en la superficie, le dan el aspecto de un árbol, sin embargo sus tallos húmedos y verdes sin anillos de corteza, su gran contenido de agua y su rápido crecimiento ha hecho dudar a científicos de que pudiera tratarse de un arbusto o una hierba gigante más que de un árbol.

Es semicaducifolio y tiene hojas simples, alternas, de forma elíptica de color verde oscuro brillante por el haz y algo más claro por el envés y un pecíolo de poca longitud.

 La inflorescencia en racimo terminal, de flores dioicas y de color blanquecino o amarillo-verdosas. Florece al final de la primavera.

Fruto en una baya amarillenta que va tornándose parda a medida que madura, dispuestos en racimos colgantes en los ejemplares femeninos. Estos frutos aparecen en verano y son tóxicos.


Sus raíces sobresalen del terreno y forman como una pata de elefante muy característica.


Se utiliza de forma ornamental en parques y jardines como elemento aislado, también para la técnica de bonsái, pero sin duda su utilización de origen es la de ofrecer sombra, su nombre en guaraní tiene ese significado, en las jornadas calurosas de la llanura pampeana y mantener la humedad de la superficie, ya que contiene gran cantidad de agua.

Plantar al sol como ejemplar aislado y a cierta distancia de cualquier construcción o edificio ya que su crecimiento vigoroso y sus raíces puedan dañarlos.
Se multiplica por semillas.


En la Plaça Prim del barrio de Poble Nou de Barcelona, hay tres magníficos ejemplares de Ombú, que en catalán llamamos Bellaombra y que tienen mucha historia.

Ver lo que escribí sobre esta plaza aquí : Un pueblo dentro de una ciudad



Pasión



Tengo que reconocer que siento auténtica pasión por los geranios rojos!

Tapizantes


Las plantas tapizantes o rastreras son aquellas que cubren el suelo a modo de alfombra vegetal y presentan una buena alternativa para no tener que poner césped en todos los rincones del jardín, que necesita mucha agua y mucho mantenimiento.

Las ideales para un xerojardín como Botànic Serrat son las tipo crasas, como los sedums, lamprantus y uñas de gato, pero también hay otras bastantes resistentes que además ofrecen unas pequeñas y bonitas florecillas.



La Lipia (Phyla nodiflora) es una de ellas.



Ahora ya casi no le quedan flores y pronto perderá las hojas.


Mientras, en otro rincón del jardín, el Falso plumbago (Cerastostigma plumbaginoides) asoma con sus primeras flores.


Una da paso a la otra, porque cada planta tiene su momento y en el jardín, como en la vida, cada momento tiene su encanto.

(Para más información podéis clicar en el enlace de cada una de las dos)